La Crónica. Badajoz 2-0 RM Castilla. Baño de realidad, por @elcarrildel2

El Badajoz se ha impuesto (2-0) al RM Castilla, en el partido correspondiente a la Jornada 2 del Grupo de Ascenso del Grupo V de la Segunda División B. El encuentro se disputó en el Estadio Nuevo Vivero, de Badajoz, con 7.000 espectadores en las gradas.

Recibió el RM Castilla en Badajoz un baño de realidad. Se encontró enfrente a un equipo duro, rocoso, conocedor del oficio, de todos los trucos de este deporte, algo que parece que no se enseña en Valdebebas, ni en ninguna academia de fútbol. No fueron capaces los nuestros de llevarse un balón dividido, ni de evitar ir al suelo en cada encontronazo, ni de entender que para ganar el balón había que entrar con todo, con la máxima fuerza de la que fueran capaces. El Badajoz se comió a los nuestros del pitido inicial al final.

No existió el medio campo. Blanco, Arribas y Morante no acertaron a coger la manija en ningún momento. Atrás, los cuatro defensas, y muy en particular Gila y Chust, volvieron a dar muestras de una blandura preocupante. El primer gol del Badajoz llegó tras cabezazo de Pablo Vázquez, solo en el punto de penalti.

Fuidias detuvo un penalti en el minuto 14. El lateral izquierdo, Tomás, se había presentado en el área pequeña sin oposición.

Se empeñaban los nuestros en el pasecito al pie y el juego en corto, en el preciosismo y el virtusismo. Lo agradecían los locales, en particular sus tres mediocampistas.

Ni una sola llegada del RM Castilla en todo el primer periodo. Llegábamos al descanso con el Badajoz justificando su situación en la clasificación, y habiendo visto a uno de los peores Castillas del curso.

Pareció que cambiaban un tanto las cosas en el comienzo del segundo periodo. Fue un espejismo. Apenas cinco minutos duró el asunto. Primer disparo a puerta del Castilla en el minuto 53, por medio de Vallejo, el único, junto a Latasa, que entendió que hoy el asunto iba de lucha cuerpo a cuerpo.

El 2-0 definitivo llegaría en el minuto 59. David Concha porfió con dos defensas y el portero. Ganó el duelo a los tres, uno tras otro, para terminar introduciendo el balón en la portería de Fuidias. La falta de contundencia de los nuestros para despejar la pelota e imponerse en uno contra uno resultó sonrojante.

Ese marcador llevó a una cierta relajación en el Badajoz, que dio un paso atrás y esperó a los nuestros. Pusieron la trinchera en el medio campo, donde los mediocampistas rosas hoy sufrían lo indecible.

Nos aproximamos en un par de ocasiones. En una de ellas se pidió mano de Dani Fernández, y en otra se reclamó un derribo a Arribas ya dentro del área. Ninguna fue clara.

Podríamos hablar igualmente de la moda del gilicórner. Dos futbolistas en la esquina, un pase de medio metro, y luego ya lo que salga. Resulta más incomprensible aún teniendo como rematadores a Latasa y sus 191 centímetros, a Hugo Vallejo y a Hugo Duro, que han acreditado categoría en esa faceta del juego, y siendo Arribas el centrador.

Derrota sin paliativos de los chicos de Raúl, que es de esperar que hayan aprendido bien de una vez por todas de qué va esto de la Segunda División B.

Buenas tardes a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies