Canteranos al poder, por @AleelMadridista

Muchas dudas había con el Real Madrid en Italia. Sin Sergio Ramos, sin Valverde y sin Benzema se presentaba el encuentro complicado. Y la verdad es que no era un partido cualquiera e intrascendente. Era todo un Inter de Milán – Real Madrid en San Siro en dónde nos jugábamos prácticamente el ser o no ser en la Copa de Europa.

Pues bien, es aquí cuando el pasado miércoles apareció la famosa y gloriosa “Unidad B” que tantas alegrías nos dio en el pasado. ¿Os acordáis de la temporada 2016-17? Sí, aquella en la que ganamos un doblete, no teníamos un once fijo y los veintidós jugadores aportaban prácticamente por igual al equipo. El miércoles la volví a recordar.

Esta sensación fue la que tuve el otro día mientras veía el repaso y baño de fútbol que le estaba metiendo nuestro Real Madrid al Inter de Milán con todos sus titulares. Especialmente, quiero hacer hincapié en dos jugadores, que han sido criticados por mí, creo que siempre desde un punto de vista deportivo, pero que han recibido mofas y burlas injustificables por parte de ciertos sectores de la afición madridista.

Sí, me refiero a Nacho y Lucas Vázquez. Ambos canteranos. Lo bordaron en Italia y demostraron que están a la altura del escudo cuando más lo necesitábamos. Estos dos jugadores han sido objeto de risas por las diferentes redes sociales, llegando en más de una ocasión a recibir insultos que no son nada agradables.

No obstante, no quiero centrar mi atención en esos lares twitteros. Lo que pretendo hacer es valorar el partido de ambos. Nacho hizo un partido imperial. No tuvo miedo en luchar de tú a tú con uno de los delanteros más poderosos físicamente del mundo como es Lukaku. Es más, en más de una ocasión le ganó la partida y el belga no estuvo cómodo en ningún momento. Si esto fuera poco, Nacho provocó el penalti que daría lugar al 0-1, por lo que el encuentro del canterano no pudo ser mejor. Creo que ayer hizo más incluso de lo que siempre hace, que es cumplir. Hacer olvidar a Ramos no es tarea fácil y Nacho en San Siro lo consiguió.

Por su parte, Lucas Vázquez. El gallego, que venía realizando partidos buenos en el lateral derecho a excepción del de Mestalla, jugó de extremo el pasado miércoles. Y te puede gustar más o menos, pero hay una cosa clara y es que se desgasta hasta el final y en el campo se deja hasta la última gota de sudor. Además, con el balón en los pies, generó bastantes quebraderos de cabeza para la defensa de Conte y estuvo a punto de marcar, pero su disparo chocó en el poste. Me recordó al Lucas de antaño, que tanto nos gustaba.

En definitiva, espero que esto valga de lección para todos. Nunca hay que dar por muerto al Real Madrid. Tenga las bajas que tenga, si algo ha demostrado este equipo a lo largo de los últimos años es que es precisamente eso, un equipo. Y tal hecho en situaciones como las del pasado miércoles sale a relucir.

Hala Madrid y viva nuestra cantera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies