La Crónica. Real Madrid 2-0 Leipzig. Asensio se apunta, por @elcarrildel2

El Real Madrid se ha impuesto (2-0) al Leipzig, en el partido correspondiente a la Jornada de la Fase de Grupos de la Champions, disputado en el Estadio Santiago Bernabéu, que registró una excelente entrada.

Manifestó Ancelotti al final del partido que el encuentro que habíamos vivido estaba planificado así. Es un alivio saberlo. La primera parte fue bastante deficiente por parte de los nuestros, que parecieron entregar la iniciativa a los visitantes. Comenzaron a llegar con peligro a la puerta de Courtois ya en el minuto cuatro, para hacerlo después en el 20, el 27, el 29 y el 33. Nkunku mostró sus credenciales.

El Madrid acusaba la irrelevancia de Thcouameni, que ni defendía ni atacaba. Camavinga no hacia uso de su mejor virtud, su zancada poderosa. Atrás, Alaba no tenía su mejor noche en el lateral izquierdo, acreditando falta de entendimiento con un Vinicius que quizás pecó en diversas fases de abuso en la conducción.

Courtois si respondió de manera magnífica, al igual que Nacho, capitán anoche. Rudiger es un gran defensor, pero en ocasiones peca de una cierta lentitud.

Los balones divididos eran todos para los alemanes, que mandaban en el partido, imponían su ritmo y daban toda la impresión de poder marcar en cualquier momento. Hubo un posible penalti, a mi me pareció claro, a Modric en el minuto 40. El croata fue derribado en el área por un defensor. Nada señalizó el Sr. Mariani.

Se marcharon los jugadores a los vestuarios con división de opiniones en el graderío. No habíamos chutado a puerta en los primeros cuarenta y cinco minutos.

Courtois sacó un chut a Werner en el 49 que nos encogió el ánimo. Luego resultó fuera de juego. Nacho impecable en el cruce y la anticipación. El recurso al taconcito para habilitar el compañero no salía. Se quejó Courtois al final del estado del terreno de juego. Aclaró Butragueño que el césped, procedente de Extremadura, no había resistido el enorme calor de las últimas semanas.

El caso es que llegado el minuto sesenta, el Madrid cambió de cara. El poderío físico de los nuestros salía a relucir un día más. Rodrygo fue parado en falta en una de sus internadas por el centro en el 60. Asensio ocupaba el lugar de Camavinga en el 63. División de opiniones en su salida al campo.

Vinicius falló a puerta vacía en el 71. Haidara vio tarjeta amarilla por manotazo a Vinicius en el 72. Rudiger no acertó a rematar un buen centro de Alaba en el 73.

Empezaba a sonar el runrún de la impaciencia en las gradas del Bernabéu. No en vano estábamos ya en el minuto 79. Entonces Vinicius agarró un balón en el extremo izquierdo del campo. Porfió con sus defensores. Envió el esférico al centro. Rodrygo lo dejó pasar entre sus piernas, para que el llegase a Valverde. Este lo controló, regateó hacia adentro y soltó un zurdazo al palo largo que nos ponía en ventaja en el marcador.

La celebración de Federico fue espectacular. No era para menos. Un partido complicado se ponía de cara, y era el pajarito un día más el que lo encarrilaba.

Kroos ocupaba el lugar de Modric en el 80. Mendy hacía lo propio con Alaba. El Leipzig acusó el golpe, sin duda conocedor de como son esos arreones del Madrid en el Bernabéu.

Ceballos y Mariano se incorporaron al juego en el 84, por Vinicius y Rodrygo. Llegado el minuto 90, en un nuevo reclamo de los nuestros para no movernos de nuestros asientos hasta que el árbitro pite el final, hubo una falta en la parte izquierda del ataque blanco. La botó Kroos, en una acción de estrategia, enviándola a la corona del área, al punto exacto, a la velocidad perfecta. Magistral el teutón un partido más. Allí apareció Asensio, que había jugado unos excelentes minutos en ataque y ayudando en defensa, para rematar de primeras con el interior de su pie izquierdo. El balón salió como un obús a la escuadra de Gulacsi, que se tuvo que limitar a mirar la trayectoria del esférico. Golazo monumental. Asensio se apunta, se sube al carro, se reivindica. Lo celebró con entusiasmo, y aplaudiendo al público, en un gran gesto del balear. Ancelotti es mucho más que un entrenador de fútbol.

Final del partido. Octava victoria consecutiva de los nuestros, con esas medias horas finales imparables, de juego excelso y goles bellísimos. El domingo el derby.

Buenos días a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies