Uno de los nuestros: Luis Molowny, «El Mangas», por @elcarrildel2

Luis Molowny Arbelo, “el mangas”, vino al mundo en Santa Cruz de Tenerife, en el año de 1925. Fallecería ochenta y cuatro años después, en Las Palmas de Gran Canaria.

Ídolo de la afición blanca, lo fue por sus virtudes futbolísticas, velocidad, precisión y descaro, desde la banda izquierda enviaba centros milimétricos a sus compañeros, y por su actitud dentro y fuera del terreno de juego. En la nota de condolencia emitida por el Club el día de su fallecimiento, se recogía precisamente que “su profesionalidad, talento, responsabilidad y compromiso, su personalidad, su forma de ser y de comportarse, son ya esencia del madridismo, y su herencia ha sido transmitida tanto a jugadores como a entrenadores, que siempre tuvieron en Molowny un modelo de profesional, el espejo donde mirarse”.

Comenzó “el mangas” su andadura futbolística en el C.D.Vera, de donde pasaría al Santa Cruz C.F. y de este al Marino, con el que quedaría campeón de Canarias. Eso despertó el interés del Atlético de Madrid, con el que sin embargo no llegaría a un acuerdo para integrarse en sus filas.

La historia de su fichaje por el Real Madrid es llamativa. Don Santiago Bernabéu, en un viaje a la Ciudad Condal, se enteró leyendo la prensa que el FC Barcelona había enviado por barco un emisario a Canarias para fichar al jugador.

Desde Reus, don Santiago telefoneó a Jacinto Quincoces, a la sazón Secretario Técnico del Madrid, al que dio instrucciones: “coge el primer avión a Las Palmas y fichas a Molowny”. Quincoces no estaba muy convencido del asunto, pero la orden del Presidente fue tajante: “Tú fichale y déjate de hostias. Ya hablaremos”.

Cuando el emisario del equipo catalán llegó a la islas, se encontró con todo hecho. Quincoces había cerrado su contratación por 250.000,- Pesetas y cinco partidos del Madrid en las Canarias. El sueldo del futbolista ascendería a 3.000,- Pesetas al mes.

Llegó Molowny al Madrid en 1946, para unirse a una plantilla en la que figuraban Di Stéfano, Gento, Puskas o Kopa. Estaría en nuestro Club hasta 1957, en que marchó a la U.D. Las Palmas para jugar una temporada antes de colgar las botas definitivamente.

Su debut en el Madrid no pudo ser más afortunado. Clásico en el Metropolitano. Empate a uno en el marcador. En el 82, de soberbio cabezazo, “el mangas” anota el gol del triunfo. La puerta estaba derribada.

Jugó Molowny 208 partidos oficiales en el Madrid, anotando 103 goles. Se puso la elástica de la Selección Española en 7 ocasiones, estando presente en el Mundial de Brasil de 1950, en el que terminamos en cuarta posición.

Si como jugador su carrera fue brillante, no lo fue menos su devenir en los banquillos. Comenzó la misma como Director Técnico de la U.D. Las Palmas, con la licencia prestada de Hilario Marrero. En 1960, hizo campeón de España de juveniles al equipo insular. Se mantuvo en el equipo amarillo hasta 1970, en que presentó su dimisión.

Antes, en 1969, ejerció como entrenador de la Selección Nacional. Al Madrid llegó en el mes de Enero de 1974, con la difícil tarea de sustituir a Miguel Muñoz, tras catorce temporadas en el banquillo. Ganó la Copa del Rey. Dejó paso a Miljan Miljanic, al que sustituyó en Septiembre de 1977. Ganó la liga. Cedió el asiento a Vujadin Boskov, al que sustituiría en 1982, ganando la Copa del Rey. Nueva sustitución en 1985, en esta ocasión de Amancio Amaro, que sería la última. Se convertiría en Director Deportivo del Real Madrid, puesto en el que se mantuvo hasta 1990, año en el que regresó a Las Palmas de Gran Canaria.

Palmarés como jugador: 1 Copa de Europa, 2 Ligas, 1 Copa de España y 1 Copa Latina.

Palmarés como entrenador: 2 Copas de la UEFA, 3 Ligas, 2 Copas de España y 1 Copa de la Liga.

En la visita que el Real Madrid realizó a Las Palmas en el año 2001, Florentino Pérez, acompañado de don Alfredo Di Stéfano, le impuso la Insignia de Oro y Brillantes del Real Madrid.

Nos dejó Molowny en el año 2010. Emilio Butragueño y Amancio Amaro representaron a todo el madridismo en el adiós a “El Mangas”, uno de los más grandes de los nuestros, eterno en el recuerdo de los madridistas y ejemplo para las generaciones venideras.

Buenas tardes a todos. HALA MADRID.

Foto: RealMadrid.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies