Uno de los nuestros: Antonio Betancort, «Siete Dedos», por @elcarrildel2

Antonio Rodrigo Betancort Barrera “Siete Manos”, vino al mundo en Las Palmas de Gran Canaria, en el año de 1937.

Dio sus primeros pasos en el fútbol en el Unión Atlético, desde el que pasó a la U.D. Las Palmas, equipo con el que debutó en Primera División.

Portero de gran envergadura para su tiempo (183 centímetros), a más de su sobriedad, extraordinarios reflejos y perfecta colocación, le llevaron al Real Madrid en la temporada 1961-62. Se encontró por delante de él a guardametas de la talla del argentino Domínguez y de Traín, por lo que aceptó una cesión al Deportivo de La Coruna en la temporada 1962-63.

Volvería del conjunto gallego para hacerse con la titularidad de la portería del Madrid, en la que se mantendría hasta el final de la temporada 1970-71.

Formó parte Betancort del llamado Real Madrid yeyé, con el que conquistó la Copa de Europa de 1966, si bien no pudo jugar la final por una lesión muscular, producida en el partido de ida de semifinales contra el Inter de Milán de Helenio Herrera.

En aquellos tiempos no se podía cambiar el portero, por lo que Betancort jugó todo el partido lesionado, a pesar de lo cual mantuvo su marco a cero.

Se recuerdan otras actuaciones memorables de Antonio Betancort, como un derby en el ya demolido Estadio Metropolitano, cercano a la Ciudad Universitaria, o unas semifinales de Copa de Europa en el año 1968 en Old Trafford, en que realizó paradas portentosas, inverosímiles, inolvidables. Sus grandes actuaciones le valieron el apodo de “Siete Dedos”.

Terminó su carrera en el Real Madrid en 1971, con un palmarés de 1 Copa de Europa, 6 Ligas y 2 Copas de España.

Regresó a la U.D. Las Palmas, equipo en el que estaría hasta 1973, año en el que colgó las botas de manera definitiva.

Ganó Betancort el Trofeo Zamora correspondiente a las temporadas de 1964-65 y 1966-67. Una vez retirado, perteneció a la Asociación de Veteranos.

Falleció Antonio Betancort en su ciudad natal en el año 2015. Descanse en paz el colosal portero, siempre vestido de negro, de mirada adusta, profesional integro, artífice principal de la Sexta Copa de Europa, en la que dejó su impronta al continuar jugando lesionado, y aún mermado físicamente mantener su portería imbatida, gesta memorable e inolvidable de “Siete Dedos”, uno de los nuestros.

Buenas tardes a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies