La Crónica. Socuéllamos 1-3 RM Castilla. Charlotada y victoria, por @ElCarrildel2

El RM Castilla se ha impuesto al Socuéllamos, por 1-3, en el partido celebrado esta tarde en el Estadio Paquito Giménez, de la ciudad manchega, correspondiente a la jornada 28 del Campeonato Nacional de Liga de Segunda División B, Grupo II.

Nada me gustaría más que poder hablar, en esta crónica, de fútbol, pero, por desgracia, una semana más el protagonista no fue el juego, ni los futbolistas, ni los goles…ni nada que se le pareciese. Una jornada más, lo fue el colegiado, factor total, absoluto, inconmensurable, cuasi definitivo para el resultado y el devenir de un partido que vino marcado por las continúas decisiones erráticas de un colegiado que hizo de su labor una auténtica charlotada. Hace ya muchas semanas que venimos diciendo que el arbitraje español está, con diferencia, en el momento más triste y decepcionante de su historia. Lo seguiremos escribiendo cuantas veces sean necesarias, por más que no esperemos el más mínimo cambio en sus estructuras, mientras a su frente se mantengan sus actuales rectores, causantes del desastre.

Por lo demás, transcurría el partido sin nada reseñable. Campo de hierba artificial, en mal estado de conservación. Solo cabía el recurso al pelotazo en largo, y a ver a quién favorecía el bote caprichoso del esférico. Así llevábamos quince minutos, cuando don José David Martínez Montalbán, del Comité Murciano, dio un paso al frente, decidido a animar la tarde. Penalti señalado al RM Castilla, por leve empujón de Quezada a un contrario. Puede que hasta fuera penalti, pero entonces también debió serlo otro ocurrido en la jugada anterior sobre Nikos, al que derribaron en el área manchega.

Con el 1-0 en contra, no se animaba el RM Castilla a tomar los mandos, quizás por incapacidad. Había un embudo en el centro del campo, mientras Sergio Diaz, escorado a la izquierda una tarde más, se empeñaba en conducir el balón, lo que ralentizaba el juego e invalidaba nuestras escasas opciones. Aún salvamos el 2-0 en el 37, cuando Franch remató fuera desde el punto de penalti, sin ningún defensa castillista en sus proximidades.

Todo parecía continuar igual en la segunda mitad, hasta que Solari, en el minuto 15, decidió quitar a un desacertado Sergio Díaz, y dar entrada en su lugar a Campuzano. Fue entrar el barcelonés, y besar el santo. Rondaba el balón por la corona del área local, hizo un extraño, el rebote le cayó al recién salido, que chutó con su derecha. Rebote en un defensa, que favorece a Nikos, y el griego que aloja el balón en el fondo de la red. Era el empate. Este dio pase a los mejores minutos del RM Castilla. Enzo se escoró a la banda izquierda, y arriba, la pareja Nikos-Campuzano ponía en aprietos a la defensa local.

Apenas cinco minutos después, en el 21, llegaría el 1-2. Recuperó un balón Enzo en el centro del campo, habilitó a Tejero, que envió un balón al hueco perfecto para Nikos, que entraba directo a puerta. Ya dentro del área, frenó en seco, se libró de sus dos perseguidores, y disparó con la izquierda al fondo de la red.

Vio Campuzano en el 22 su primera amarilla. Vería la segunda en el 26, por pedir un córner. Le acompañó a los vestuarios Solari, también expulsado, a más de ver amarilla Javi Sánchez. Lo que hasta ese momento había sido un pésimo arbitraje, pasó a convertirse en una charlotada. Venían los jugadores calientes ya desde el primer tiempo, en el que hubo dos acciones que bien podían haberse pitado como penalti a favor de los nuestros.

Tocaba resistir hasta el final. Lo hicieron bien los chavales, quizás ya por la costumbre de tener que aguantar envites arbitrales de estas características cada semana, y quizás debido a que jugar en inferioridad numérica es una circunstancia que también se entrena.

Así llegamos hasta el minuto 44. Cesión de un defensa manchego a su portero. La señala el colegiado. Enzo le pone el balón en el pie a Quezada, que suelta un zurdazo durísimo ajustado al larguero (me vino a la cabeza algún disparo parecido del inolvidable Roberto Carlos). Era el 1-3 definitivo.

Nos conduce la victoria al cuarto puesto de la clasificación. Toda una heroicidad, teniendo en cuenta los arbitrajes que, prácticamente todas las semanas, sufren nuestros jugadores. Hoy faltaron Hermoso y Achraf, ambos por sanción. La próxima semana será Campuzano. Así se escribe la historia.

Buenas tardes a todos. HALA MADRID.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies