La Crónica. S.D. Ponferradina 3-2 RM Castilla. Buen juego, mal resultado, por @elcarrildel2

El RM Castilla ha caído derrotado (3-2) frente a la S.D. Ponferradina, en el encuentro correspondiente a la Jornada 11 de la temporada regular del Grupo I de la Segunda División B, disputado en el Estadio del Toralín, de la ciudad leonesa.

Resultado a todas luces inmerecido, a tenor de lo visto a unos y otros en el terreno de juego. Perdió el RM Castilla por su inexperiencia, que no por su juego. Cualquier futbolista veterano hubiera cortado la carrera de Yuri, que supuso el gol de la victoria de su equipo, mucho antes de que el atacante se introdujese en nuestro área.

Su derribo fue interpretado como penalti por el colegiado del encuentro, don Alejandro Muñiz Ruiz. Fue el 3-2 definitivo, en el minuto 89 de partido. Antes, unos y otros nos habían ofrecido un grandísimo espectáculo de fútbol: dos equipos al ataque, valientes, en busca de la portería contraria y de la victoria.

No presentó sorpresas la alineación que puso sobre el césped José Manuel Díaz, que volvía a dirigir como primer técnico al RM Castilla. Tampoco cambió el estilo. Dos laterales muy ofensivos, con dos extremos de los que juegan pisando la línea de cal. De Frutos por la derecha estuvo excelso, al igual que Feullassier por la izquierda. Demostró el argentino su verdadero valor: el fútbol vertical.

Si Feullasier fue protagonista de una internada majestuosa en el primer gol del RM Castilla, con pase de la muerte a Fidalgo, que no tuvo más que empujarla desde dentro del área pequeña, brilló igualmente De Frutos en el segundo. Porfió de manera valiente con su par, al que le ganó la acción, al igual que al central que salió a cortarle el paso. Su pase a Cristo fue muy bien aprovechado por el de Tenerife, que a la media vuelta ponía el 1-2 en el marcador, en el minuto 25 de partido. El primer gol había llegado en el 23. Igualaba el logrado por Sielva en el 9. Lanzó el mediocampista local un libre directo a la escuadra. No llegó Luca, a pesar de su estirada.

Empataría la Ponferradina en el 40, por medio de Yuri, que aprovechó un pase de Son desde la derecha. Bracea de maravilla el brasileño, haciendo valer su experiencia en esos lances frente a los futbolistas noveles de los equipos filiales. Una lástima ese gol en los minutos postreros, pues el RM Castilla se había mostrado como un conjunto de mucha enjundia, conocedor del oficio, metiendo atrás al equipo de Jon Pérez Bolo, un grupo tan sobrio como para haber encajado únicamente tres goles en las diez primeras jornadas.

El segundo tiempo continuó por los mismos derroteros. Buen fútbol, rápido, por las bandas, sin especulaciones ni mediocampismos aburridos y superficiales. Llegaba el peligro a ambas porterías.

Los cambios dieron aire a la S.D. Ponferrradina, no así al RM Castilla, y eso que Martín Calderón, sustituto de Seoane, avanzó intrépido cuarenta metros con el balón en los pies. Se fue de tres contrarios. Su derechazo, dentro ya del área, fue despejado por Gianfranco, en gran intervención.

De la misma forma hubo de aplicarse Luca en varias acciones de los delanteros locales. Estuvo pletórico de reflejos nuestro portero, acreditando que ese sigue siendo su punto fuerte. Pudo hacer más Dani Gómez (que había sustituido a Feullassier) en el 87, pero tras llevarse un balón a trompicones, no levantó la cabeza para habilitar a Cristo. Se empeñó en el disparo, desperdiciando la ocasión.

En el 88, un balón al larguero impidió el tercer gol castillista, y en la jugada subsiguiente llegó la acción del penalti a Yuri. Marcó el delantero, que a continuación sacó a relucir un show impropio, que le valió la segunda amarilla y la expulsión. Cuando enfilaba el túnel de vestuarios, y tras quitarse de encima al delegado de campo, introdujo medio cuerpo en el banquillo del RM Castilla, al que hizo algún comentario. Se organizó el correspondiente alboroto, con intervención de la Policía Nacional. Yuri acreditó lo que da de sí, en el fútbol y fuera de él.

Tuvo dos minutos postreros el RM Castilla para intentar el empate, pero los nuestros se perdieron en pases. Ningún balón al área, en busca de la heroica, algo difícil de entender. Tras este resultado, segunda derrota consecutiva, el RM Castilla sale de los puestos de promoción de ascenso. La próxima semana, un histórico en horas bajas visita el Di Stefano: el Burgos. Debe ser el momento de reencontrarse con el triunfo.

Buenas noches a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies