La Crónica. RM Castilla 1-2 U.D. Ibiza. Incapacidad absoluta, por @elcarrildel2

El RM Castilla ha caído derrotado (1-2), en el partido correspondiente a la Jornada 12 de la temporada regular del Grupo I de la Segunda División B, jugado esta mañana en el Estadio Alfredo Di Stefano, de la Ciudad Real Madrid de Valdebebas.

El frío no ha sido revulsivo para el RM Castilla, y eso que enfrente estaba el Ibiza, cuya afición fue capaz de meter más ruido que la local durante los noventa minutos. Las desangeladas gradas del Di Stefano tampoco ayudan a los nuestros. Algún día alguien de la directiva debería explicar los motivos por los que no se fomenta la asistencia de los aficionados a los encuentros de nuestro primer filial.

En esas circunstancias, el juego del RM Castilla ha sido lento, tedioso, horizontal, sin ninguna idea ni concepto del juego, balones al pie, individualismo, conducción excesiva, un ir y venir sin saber por qué ni para qué.

El centro del campo no existe. Baeza, Gelabert, Blanco, Bravo…pasan absolutamente desapercibidos, incapaces de ofrecer alguna solución a los problemas del equipo. Únicamente Fidalgo es capaz de aportar algo de sentido y verticalidad al juego.

Y eso que el partido se puso de cara en el minuto 2. Un centro desde la derecha de Guillem sirvió para que Fidalgo se adelantase a su marcador y rematase de primeras al fondo de la red. La alegría y el empuje duraron veinticinco minutos. A partir de entonces, el UD Ibiza, con serenidad y conocimiento, se hizo con el ritmo del encuentro, hasta conseguir dar la vuelta al resultado, y reducir a la mínima expresión la presencia del RM Castilla en el terreno de juego.

Pudo hacer el segundo Baeza en el minuto 20, en su única aparición digna de mención en toda la mañana. Recuperó un balón en el centro del campo, condujo el esférico durante cuarenta metros driblando rivales, para disparar con su pierna derecha y estrellar el balón en el guardameta rival.

El colegiado del encuentro, don Kevin Javier Moreno Muñoz, del Comité murciano, tampoco ayudo a los nuestros. Permitió las reiteradas faltas de los jugadores ibicencos, especialmente a Fidalgo y Gelabert. Debieran entender los futbolistas del RM Castilla que esta categoría se desenvuelve por estos parámetros, y que debes adaptarte a ellos si quieres sobrevivir en la misma.

Empató el Ibiza en el 35. Una pérdida de balón en la salida propició un pase al centro del área. Allí apareció Caballé, que no desperdició la hasta ese momento única ocasión visitante para establecer el empate en el marcador.

Los primeros compases del segundo tiempo no auguraban nada bueno para el desenlace final del choque. En el minuto 49, un contragolpe visitante fue culminado por Caballé, que entrando por la derecha fulminó de un inapelable chut a Belman. El gol terminó de descomponer al RM Castilla, sin nadie capaz de coger los mandos del juego y de impulsar al equipo hacia la portería contraria.

Nada solucionaron los cambios introducidos por Raúl. Pedro, Jordi y Rodrigo sustituyeron a Baeza, Blanco y Gelabert. Dos acciones aisladas, por medio de tiros lejanos, fueron los últimos intentos del RM Castilla. Por contra, la UD Ibiza había sabido aprovechar sus dos únicas ocasiones.

Se moría el partido en un quiero y no puedo del RM Castilla. Enfrente, un Ibiza bien plantado cercenaba de raíz todos los intentos de poner en peligro su portería. Una nueva derrota que deja muy tocados a los nuestros, con los puestos de descenso acechando de manera harto peligrosa. La próxima semana, toca visitar al Atlético Baleares, líder de la categoría. Hace falta un golpe de timón realmente fuerte.

Buenas tardes a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies