La Crónica. RM Castilla 1-1 Atl. Baleares. Empate de mérito, por @elcarrildel2

RM Castilla y Atlético Baleares han empatado (1-1), en el partido correspondiente a la Jornada 4 del Campeonato Nacional de Liga de la Segunda División B, Grupo V, Subgrupo A, disputado esta mañana en el Campo 7 de la Ciudad Real Madrid de Valdebebas, y que fue suspendido en su momento por varios positivos de Covid 19.

Ha sido un empate de mucho mérito, frente a un equipo que ha quedado campeón de su grupo las dos últimas temporadas, y que ha disputado las fases de ascenso a Segunda División A.

Hoy hemos visto dos equipos con futbolistas de mucha calidad, de mucho empaque. Han puesto los nuestros la juventud y el entusiasmo. Los insulares, por su parte, pusieron la profesionalidad y el oficio, la experiencia ni mucho menos exenta de calidad.

Salió dominando el RM Castilla, que vio llegar su gol en el minuto 12, por medio de un cabezazo soberbio de Dotor a la escuadra. Respondía de esa manera a un gran centro desde la derecha de Peter. Se presentaban los nuestros con muchas novedades, pues entre lesiones y Victor Chust y Hugo Duro que han viajado a Milán con el primer equipo, no le quedaba otra a Raúl que tirar de los juveniles.

Estuvieron soberbios Carrillo en el eje de la defensa, y Retuerta en la banda izquierda, acompañados por Sergio Santos y Guillem, ambos en gran momento de forma.

Blanco volvió a dar una lección del juego del medio centro. Lástima que una pérdida suya, quizás por un exceso de confianza, supuso el gol del empate, que lograría Cobo, ex de la cantera, en el 73. Aún así, no puede quedar empañada su actuación. Brilló Dotor, mayormente en el inicio, con Arribas en la derecha acreditando un día más que es un futbolista de infinita clase, con Peter rindiendo bien en el extremo derecha.

Trabajó a destajo Hugo Vallejo en la punta del ataque, y quizás fue Gelabert el más flojo de los once, siempre dentro del excelente tono general del equipo.

No se arrugó el Atlético Baleares por el gol, pasando a dominar la situación a partir del minuto 20. Los balones altos a nuestra área eran un calvario para nuestros defensas, que apenas pudieron sacar alguno. Por fortuna, Luis López es un portero que va muy bien por alto, muy seguro en las salidas. En varias ocasiones fueron todo un alivio sus intervenciones. Miranda supo poner todos los balones en condiciones favorables para los suyos.

El paso por vestuarios sirvió para destapar aún más el tarro de las esencias futbolísticas de ambos contendientes. El partido pasó a ser de ida y vuelta. Los dos equipos querían ganar, buscaban la portería rival sin disimulo ni renuencias. Acertó Jordi Roger con los cambios. Le dieron aire y nuevos bríos a su equipo, con el RM Castilla siempre dando y la cara y respondiendo.

Un error de juventud supuso el empate balear, que a la postre sería definitivo, pero más allá del resultado nos vamos con el buen sabor de boca de un gran encuentro, en el que los nuestros supieron desenvolverse con soltura, dar la cara, responder a las expectativas y acreditar que en ese equipo puede haber futbolistas grandes.

Buenas tardes a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies