La Crónica. RM Castilla 0-1 Fuenlabrada. Ausencia de ideas, por @elcarrildel2

El RM Castilla ha caído derrotado (0-1) ante el Fuenlabrada, en partido correspondiente a la Jornada 10, del Campeonato de Liga de Segunda División, Grupo I, jugado en el Estadio Alfredo Di Stefano, de la Ciudad Real Madrid de Valdebebas.

Dejó Solari de salida en el banco a Jaume Grau y a Seoane, y dio la alternativa a Martín Calderón y a Augusto. Enfrente, el Fuenlabrada, un equipo veterano, uno de los gallitos de la categoría. Sus dos líneas, de cuatro la de atrás, con tres centrales, y la del medio del campo, con cinco futbolistas, anularon completamente a los mediocampistas blancos. Nada aportó, excepto fútbol horizontal, el futbolista de Jerez. Menos aun el brasileño Augusto. Hasta Fidalgo se vio superado, oscurecido esta tarde, en que los nuestros practicaron un fútbol absolutamente inocuo, incapaz de llegar a la portería contraria, al punto de que el primer remate entre los palos no se produjo hasta el minuto 57 de partido.

Enfrente, el Fuenlabrada se mostraba ordenado, y veterano, y conocedor de cómo funciona esta categoría. Una vez llegaron los del sur de Madrid a la portería de Luca. El lateral derecho, Mikel Iribas, dejó sentado en el suelo a Zabarte, que se comió el amague. Apuntó el donostiarra, y soltó un zurdazo ajustado a la cepa del poste. Se estiró Luca, sin poder llegar al balón. Prácticamente, fue la única llegada de los azulones. Con esa se llevarían los tres puntos, superándonos en la clasificación.

A partir de ese momento, se replegaron los jugadores de Baldomero Hermoso, dejando que el RM Castilla se desgastará yendo y viniendo en lugares intrascendentes. En el momento en que se acercaban al área, la contundencia de la defensa visitante hacía acto de presencia, y acababa sin contemplaciones con la aproximación.

De Frutos pareció entender mejor que Feullasier por donde transitaban las posibilidades del empate. Eran estas las de encarar y marchar por fuera. El argentino siempre hace lo contrario, esto es, irse hacia el centro. Eso le lleva a conducir a ninguna parte, hasta perder el balón una vez tras otra. Su fútbol, por eso mismo, suele resultar intrascendente, vulgar, prescindible.

En la posición de nueve, situó Solari a Cristo. Enfrente, el Cata Díaz y Marrero. No tocó un balón el canario en toda la noche, como tampoco lo haría Dani Gómez, que lo sustituyó en el 70. Quizás si hubiera estado desde el inicio otras circunstancias se podrían haber dado.

Transcurría el partido sin sobresaltos para los fuenlabreños. Intentó cambiar la dinámica Fran García, que sustituyó a Zabarte en el 57. Apareció con acierto y velocidad el manchego por su banda, pero sus centros no encontraron rematador. Al otro lado, pareció animarse también algo más Sergio López, formando pareja con De Frutos, pero no lograron culminar ninguna llegada con auténtico peligro.

Los saques de esquina no aportaron nada. Tampoco los libres directos, en los que ni Javi Sánchez ni Martín Calderón acertaron a poner un balón entre los tres palos. Pasaban los minutos. El guión parecía escrito, y en él el RM Castilla estaba condenado a no marcar bajo ninguna circunstancia.

Así llegamos hasta el 94. Ausencia total de ideas y de recursos. En las tres últimas jornadas, el RM Castilla ha conseguido dos empates y una derrota, la de hoy, que quiebra la imbatibilidad de la presente temporada. En esos tres encuentros, dos goles a favor y tres en contra. De momento, caemos a la quinta posición de la tabla. La próxima semana espera la Ponferradina, líder del grupo.

Buenas noches a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies