La Crónica. Play off ascenso. F.C. Cartagena 2-0 RM Castilla. Eliminados, por @elcarrildel2

El Cartagena se ha impuesto (2-0) al RM Castilla, en el partido de vuelta del Play off de ascenso a Segunda División, celebrado en el Estadio Cartagonova, que registró una excelente entrada. Con este resultado, el RM Castilla ha quedado eliminado, dando así por concluida su temporada.

Albergábamos esperanzas tras el resultado del partido de ida. Se quedó todo en una ilusión. En la tarde de hoy, el Cartagena ganó a los nuestros en todo, y lo hizo desde el principio hasta el final. Una sola intervención tuvo que hacer el guardameta local. Fue en el minuto 20 de la primera mitad, en el lanzamiento de un libre directo desde la parte izquierda del ataque.

El Cartagena logró sus dos goles en apenas once minutos. El primero en el minuto 2, prácticamente en su primer ataque. Un partido más, se puso de manifiesto la endeblez de la defensa castillista en los balones por alto. Luca, acreditó, un partido más, que salir de la portería no es lo suyo. Tampoco estuvo fino Manolo Díaz en la alineación, algo que tampoco es nuevo. Pretender hacer frente a los centrocampistas cartageneros, futbolistas veteranos y alguno de ellos como Cordero un auténtico segador de tobillos contrarios, con únicamente dos futbolistas, uno de ellos tan leve como Martín Calderón, es un error de proporciones siderales.

Desde el pitido inicial, se emplearon con inusitada dureza, cuando no violencia, los futbolistas locales. El colegiado del encuentro, don Antonio Santos Pagaña, andaluz y veterano de esta categoría, en la que lleva más de ciento treinta partidos, comenzó contemporizando. Eso beneficio a los locales, y metió el miedo en el cuerpo a los nuestros, que no supieron responder con la misma moneda.

Nada cambió en el segundo tiempo. El Cartagena se imponía en todos los terrenos. Dejó Diaz en la caseta a Dani Gómez en el descanso, para dar entrada a Seoane, intentando equilibrar el centro del campo. No sirvió de nada. El balón se movía de manera horizontal entre nuestros dos centrales, para terminar en la banda, por donde ni Dani Fernández en la derecha, ni Fran García, en la izquierda, eran capaces de profundizar. Volvía el balón a su punto de inicio, en una muestra de incapacidad de los nuestros.

Fidalgo tuvo un día muy oscuro. En el minuto 54, entró Augusto al campo, sustituyendo a un amonestado Jaume. Justificó el brasileño su suplencia a lo largo de toda la temporada. Tampoco aportó nada Gelabert, todavía muy lejos de su mejor forma tras prolongada lesión.

El colegiado permitió cometer a Cordero todas las faltas que quiso, al igual que a Rubén Cruz. Ambos pusieron sobre el terreno de juego las peores formas del fútbol. Permitió el árbitro sus excesos. Una pena. Avanzaban los minutos, sin que los nuestros fueran capaces de cambiar el ritmo del partido. Todos los balones divididos eran para los contrarios. Los aéreos también. El portero local vivía plácidamente.

Los jugadores locales comenzaron a desmayarse de manera impropia, sin que tampoco tomara medidas el colegiado, que eso sí, prolongó seis minutos. De nada nos sirvió. Eramos incapaces de hilvanar una jugada, de llegar con un mínimo criterio a la portería contraria.

Final de una temporada irregular, capaz de mostrar las mejores virtudes y los peores defectos de nuestros futbolistas. Aún así, la realidad, un año más, es que no nos da más que para deambular por la tercera división del fútbol español. Que cada cual juzgue si es suficiente o no.

Buenas tardes a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies