La Crónica. Atlético B 2-0 RM Castilla. Los regalos se pagan, por @elcarrildel2

El Atlético B se ha impuesto (2-0) al RM Castilla, en el partido correspondiente a la Jornada 15, del Campeonato Nacional de Liga de la Segunda División B, Grupo I, disputado en el Estadio Cerro del Espino, de la localidad de Majadahonda.

Es de suponer que los jugadores del RM Castilla habrán aprendido hoy una gran lección: en el fútbol, como en todo en la vida, los regalos se pagan. Cogió Germán Valera el balón en el centro del terreno. Corrió todo el campo contrario sin dificultad, sin que nadie le saliera al paso y tratara de impedir su progresión. Una vez dentro del área, remató a placer, para batir a Belman. Ese regalo le costó el partido a los nuestros.

No acertó Raúl con su planteamiento inicial de dos medios centros. Ni Martín Calderón ni Blanco eran capaces de canalizar el juego del equipo, responsabilidad que recaía en nuestros defensas, principalmente en los centrales, De la Fuente y Javi Hernández. El resultado fue un primer tiempo de mal juego, de idas y venidas del balón sin ningún sentido. Ni una sola llegada a la portería contraria logró el RM Castilla en este primer periodo.

Por su parte, el Atleti B, emulando a sus mayores, se echó atrás, y se limitó a esperar las acometidas contrarias. Como estas no se producían, el partido se tornó feo, aburrido, irritante para el espectador por momentos.

El segundo tiempo fue otra cosa. Se soltaron ambos contendientes. Comenzábamos a ver un partido de filiales, de chavales jóvenes con aspiraciones, de gente que mira al futuro con optimismo y ganas. Pudimos empatar nada más salir, pero no quiso el balón entrar a pesar de tres ocasiones seguidas, en la misma jugada. El larguero se puso en contra de los nuestros. Pedro, instantes después, remataría alto con la cabeza.

El Atlético B también llegaba. Riquelme se plantó solo ante Belman. El alicantino atrapó el balón, tras la indecisión del colchonero. En el 54, un córner olímpico fue repelido por el larguero de nuestro portero.

Rectificó Raúl su planteamiento inicial. Retiró a un inoperante Martín Calderón, dando entrada a Feullasier. Fue una liberación para el equipo. Gelabert se situó en los tres cuartos, para crear juego de manera magnífica. También creció Blanco, una vez solo en el medio centro. Marvin ocupó el lugar de Jordi, muy gris toda la tarde.

El RM Castilla pasó a ser un vendaval ofensivo. Llegábamos por ambas bandas, con Fran García y Feullasier por la izquierda, y Guillem y Marvin por la derecha. Se sucedían las ocasiones. Las tuvimos en el 59, el 64, el 66 y el 70 muy claras. Daba toda la impresión de que el balón no quería entrar, a pesar de los merecimientos de los nuestros, que tenían acorralado al Atleti B.

Lo intentó Raúl dando entrada a Baeza por Guillem, en el minuto 79. Era su última baza ofensiva. En el 89, marcó Pedro el que hubiera sido el gol del empate, si el colegiado no lo hubiera anulado, por una mano previa, que pareció involuntaria.

En una historia ya vista mil veces, el Atleti aprovechó un contragolpe en el 91, con el RM Castilla volcado en busca del empate, para cerrar el partido. Marcó el segundo por medio de Darío, que se plantó solo ante Belman, tras ganar en el salto a De la Fuente.

Derrota peligrosa, que nos deja a tres puntos de la promoción de descenso, y con los implicados en las posiciones bajas aún sin haber disputado sus encuentros de esta jornada. La próxima semana, el Internacional.

Buenas tardes a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies