Parón inoportuno, por @jotamerengue

Otra vez un parón inoportuno de selecciones, en plena terna y lucha por la liga y Champions, con todo lo fuerte por venir en el mes de Abril, (que será cuando volvamos, tendremos Atlético, Barcelona, y dos veces Bayern de Múnich partido de ida en Alemania, y el de vuelta en el Santiago Bernabéu), cruzando los dedos para que vengan todos sanos y no tengamos que lamentar nuevamente un calendario inconcebible e incomprensible, en el cual, siempre pagan los mismos en todos los sentidos habidos y por haber.

Afortunadamente nos pilla con otro color de cara, con la conciencia de que por lo menos el trabajo se está haciendo, mejor o peor, pero con resultados, a las pruebas hay que remitirse, primeros con un partido menos en el campeonato nacional y contra todo, y en la siguiente fase de Liga de Campeones.

Aunque a muchos todo esto no les sienta muy bien, por un lado está el antimadridismo en toda su extensión, los extorsionadores de la información en modo jueces del apocalipsis, y se añade la figura de los que tienen su propia opinión pero que la quieren hacer única, y prefieren que se pierda y se caiga con vergüenza, con tal de decir su frase más buscada, deseada y mítica, “esto ya lo dije yo”.

Por ahí escondido entre lineas, se encuentran los continuos fallos a favor del Barcelona, partido a partido como diría el argentino que tuvo la poca vergüenza de plantear una liga adulterada a favor del Madrid, pero que ha sido uno de las victimas que ha caído en la trama de favoritismo culé, y que ha consentido como buen envidioso que es. No es el único, hay muchos de ellos, juran en arameo cuando se enfrentan contra el equipo blanco, sea cierto o no, pero callan cuando es contra otro, con pruebas y evidencias, pero siguen a raja tabla la ruta y pauta que los marcan su condición de rabiosos.

Esta semana descansamos líderes, pero no ha sido un trabajo fácil, mientras cada partido que tenemos es una batalla a fuego abierto, a quien se encuentra un rayo de sol en un dia de lluvia, sin buscarlo, ni merecerlo, solo porque si, una jugada puntual que desnivela el encuentro y que en muchos casos es más teatro que realidad.

Pero en cuentas de ver, pensar o desear una denuncia pública, encuentras un acoso y derribo en contra de ti, Carlin o Palomar reflejan la decadencia de una profesión, que surgió para informar y poner al público al corriente de lo que acontecía, y que se ha degradado hasta el punto de intentar solo ganar adeptos insultando y menospreciando, con la única intención de vender y ganar, sin importar el precio que se tenga que pagar por ello.

Pero estos dos no son los únicos, estos son los ejemplos más cercanos que nos podemos encontrar, por el significado de sus últimos artículos más recientes, el inglés del que bien explica mi compañero @elcarrildel2 en “Insultar esta de moda” por su pensamiento de la remontada del Barcelona contra el PSG en uno de los partidos más infames que se recuerdan en todos los aspectos, el de marca por un ataque bajo y sucio, además de ventajista, Casemiro corre donde no van los vagos, adivinar a quien se refiere, contra esto si que tenemos que callar y asentir.

Por eso y sin quitarles la razón, me llevo las manos a la cabeza no solo cuando la gente es exigente, que ser critico no esta mal, sino cuando es demasiado tremendista, cuando todo se ve que se está haciendo mal, perdiendo la verdadera perspectiva de las cosas, esto es una carrera de larga distancia, unos juegan en recto, y otros nos vemos sometidos a afrontar obstáculos, pero no seamos nosotros mismos los que nos lo pongamos, hay que correr juntos, hay dos batallas que tenemos que ganar.

Hala Madrid y nada más.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies