La mano de Gil Manzano, por @elcarrildel2

Estaban ayer los cofrades tan contentos, chupinazo preparado, tras la victoria del FC Barcelona en el Calderón, y por la marcha del marcador en Villarreal, con ventaja de los locales por dos goles a cero en el minuto 56, que se echaron las manos (y nunca mejor dicho) a la cabeza cuando el Sr. Gil Manzano pitó penalti a favor del Madrid, por la mano de Bruno (que también la llevaba a la altura de la cabeza. Mira que son raras algunas personas con la manera de llevar sus manos, entre otros Bruno, con varias intervenciones polémicas con esas manos suyas en los últimos tiempos).

No tuvieron que esperar ni a la repetición. Los mismos que no habían acertado a ver el puño de Castillejo que dejó el balón a placer a Trigueros en el primer gol local, ni el fuera de juego de Bakambu en el segundo, no necesitaron una segunda toma, un segundo de reflexión, o de duda razonable, para confirmar que la mano era involuntaria. Es lo que tiene ver el fútbol con prejuicios.

Se removió cielo y tierra. Cuando, en el 83, Morata marcó el tercero del Madrid, que a la postre nos daría el triunfo, e invalidaría el “liderato” culé, las taquicardias y las subidas de tensión alcanzaron cotas de epidemia.

Lo aderezó todo don Fran Escribá, en el banquillo, que luego diría que a él, en las reuniones con los árbitros, le han dicho que las manos no son penalti. Así se entiende que Bruno eleva la suya izquierda hasta interceptar el balón. Eso se debía haber dicho antes y a todos. Gran comportamiento igualmente el observado a Soldado, con sus buenas maneras y su corrección desde la segunda fila del banquillo.

Para rematar la faena, apareció en escena don Fernando Roig, el presidente del Villarreal, con ese tono tan suyo al hablar que, en mi modesto entender, lo descalifica de manera clara y rotunda. Entre otras cuestiones, que fueron de lo cómico a lo grotesco, afirmó que los colegiados salieron del estadio con bolsas del Real Madrid. Supongo que los siempre celosos de la pureza competitiva don Victoriano y don Javier habrán tomado nota de sus palabras, y llegarán al fondo de lo que ha querido significar, con las mismas, don Fernando.

Quien no ofrece lugar a dudas es don Alfredo Relaño. Se cree el director del AS la explicación de Bruno, lo que le lleva a decir que Gil Manzano estropeó su actuación con la señalización del penalti. Por lo demás, iba todo perfecto: dos goles antirreglamentarios del Villarreal que habían subido al marcador, y que no han merecido reproche alguno por su parte.

Carlos Martínez se excusa por la ínfima calidad de la retransmisión, argumentado que la realización corre a cargo de La Liga. Hasta me lo creo. Los despropósitos constantes, los errores continuos, las imágenes poco claras, las repeticiones infames, son el sino de las retransmisiones. Por mucho que se empeñe don Javier, esta no es la mejor liga del mundo, a pesar de que en ella compita el Campeón del Mundo.

En noche tan movida no podía faltar don Gerard Piqué, un clásico. Nos habla en esta ocasión de penaltis. Empecemos, don Gerard, por el que le pitaron al Leganés en el Camp Nou hace escasos días. Si al Sr. Escribá le dijeron que las manos no eran penalti, en el Camp Nou debieron afirmar que el penalti no existía, ni con los pies ni con las manos. Don Javier Mascherano tomó nota, solo que bien tomada, ya que a él no le pitan ninguno jamás. Viendo a su compañero, parece lógico que don Gerard haya perdido la perspectiva. En cualquier caso, con errores y sin ellos, le cambio sin mirar el balance de penaltis a favor y en contra de su equipo y del Madrid, y luego ya echamos cuentas.

Entre pitos y manos, cuarenta y cuatro partidos seguidos lleva el Madrid marcando gol. Desconozco si debiéramos descontar los de penalti, los de Ramos en el descuento, los de Morata in extremis…Isco que no juegue…y Zidane que se limite a sonreír en ruedas de prensa.

En medio de todo ese tsunami (por mucho menos suspendió don Abel Caballero el partido de Balaidos) seguimos líderes. Algún incauto se creyó que estábamos muertos, cuando, como dice la canción, únicamente estábamos de parranda.

Buenos días a todos. HALA MADRID.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies