Justicia ciega, por @jotamerengue

Vivir en Barcelona siendo del Real Madrid no es fácil, eso lo sabemos muchos, de hecho en esta Web somos casi la mitad los que sufrimos esta circunstancia, pero no negaré que hay un punto que me gusta, que tener que defender a nuestro Madrid en tierra hostil deportivamente hablando me motiva, que saber que estamos solos contra todos me fascina, que nos tienen tanta envidia que se mueren por parecer a nosotros me enorgullece, se mueren por ponerse en nuestra piel aunque solo sea por una vez en sus vidas.

En mis 34 años de vida mi argumento siempre había sido el mismo, yo soy del Real Madrid y de todo el que jugara con el Barcelona, no es que ambicione nada de lo que ellos tienen, al revés, no tienen nada, es que el hecho de vivir aquí y escucharlos hizo que me volviera más radical, más temperamental, más enérgico, hoy he de decir que eso ha cambiado, sigo siendo igual de carácter, pero solo tengo un color, de los demás ya no espero nada porque a medida que pasa el tiempo, me doy cuenta como el antimadridismo se ha desatado de una manera casi decepcionante, hasta el punto de que, los continuos escamoteos que sufren contra ellos pasan por alto, y solo nos atacan a nosotros cuando es por menos o nada.

Han intentado vender durante décadas que nuestros títulos no estaban lícitamente ganados, y algunos borregos que no tienen nombre se lo han creído, hablan de una época en blanco y negro que ni siquiera han vivido, ni hay apenas imágenes, los citan como si ellos hubieran estado allí mismo, intentan manchar una historia marcada de éxitos y logros por la única angustia de que desearían llamarse como nosotros, vestir nuestros colores y tener todo lo que tenemos.

Hoy el fútbol está triste, para intentar parecerse a nosotros están utilizando una herramienta sucia y bochornosa, lamentable pero cierta, y lo hacen a plena luz del día y con total impunidad, sabiéndose de que no les dirán nada, ni les crearán repercusiones, porque están amparados de una fuerza mayor que es imposible de controlar, un estamento que rige alguien tan sucio como ellos.

Durante la semana pasada el periodismo de este país ( incluyendo prensa de Madrid ) creían y deseaban más la remontada de los culés y su pase a la siguiente fase de Champions, pese al 4 – 0 recibido en el partido de ida, que en el pase del Real Madrid, aunque llevara a Italia un marcador favorable de 3 a 1, al final pasaron los dos, pero no de igual manera, en San Paolo designaron al árbitro turco Çakir un admirador de Messi, en el Camp Nou se la jugaron con Deniz Aytekin, un colegiado que sabia donde tenia que barrer, por algo el que designa el arbitraje en Europa es Villar, todo queda en la misma pocilga.

Y así fue, no es el arrebato por creer, pensar y querer que eliminaran al Barcelona, que por supuesto quería, es por la forma más lamentable en la que sucedió, es cierto que mucha culpa la tiene el entrenador del Paris Saint Germain, que solo le faltó extender una alfombra roja por el campo para que no mancharan ni las botas, pero a eso contribuyó el primer gol en fuera de juego, el tercero en un penalti que solo vio el juez de área, que en 7 años que llevan solo sirven para tomar decisiones cuando juegan los blaugranas y es a su favor, el quinto gol en un penalti que se inventa el turco nacionalizado alemán, y dos penaltis a favor del PSG que no se pitan.

Podrán hablar de lo que paso hará 40, 50, 60, 70 años atrás desde el desconocimiento y la ignorancia, pero a nadie se le escapa lo que se está viendo ahora y resulta bochornoso, de esto si esta quedando constancia, no solo por un partido, son muchos encuentros y trofeos ganados así, muchos colegiados que sucumbieron a una actuación esperpèntica, a la de ayer se unen la de Felix Brych, Ovrebo, De Bleeckere, Busacca , Frisk o Stark, en Europa claro, si se sumara la liga se extendería muchísimo más, de hecho en la competición domestica no creo que quedase uno a salvo. Un entrenador portugués lo dijo, y cada día estoy más de acuerdo con él, que no entendía porque de tantas ayudas, yo cada dia lo veo más claro, decía que le daria vergüenza ganar así, a mi también, pero a ellos no, “somos lo que quieren ser”, ahora mismo la justicia está ciega, sus mejores años coinciden cuando alguien está manejando los hilos desde el lado oscuro, cunado sus vitrinas se están llenando de mentiras y cortinas de humo, no son los mejores, solo son los que estan más protegidos y custodiados, fuera las trampas y tramposos, que no nos engañen más, que vuelva el fútbol no esta comedia en la que solo se ríen los farsantes.

Hala Madrid y nada más.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies