Javier Tebas, France Football y el Índice P.O.W.A., por @elcarrildel2

No ceja ni por un instante don Javier Tebas, Presidente de la Liga de Fútbol Profesional, en su campaña de confrontación con Florentino Pérez, y ya de paso, con Luis Rubiales, Presidente de la Federación Española de Fútbol.

El último encontronazo ha venido a cuenta de la nueva ley del deporte, que vistos los últimos acontecimientos políticos, es posible que nunca vea la luz. Lo anterior no es óbice para denunciar, una vez más, los modos, formas y maneras del Sr. Tebas, siempre partidario del enfrentamiento, el choque, la manifestación altisonante y el apunte entre jocoso y soberbio de sus palabras, en cuanto atisba cercano un micrófono de algún medio de comunicación.

Que pretenda don Javier Tebas que nadie proteste por el mal funcionamiento del VAR en España, cuando en otros acontecimientos y latitudes (en el pasado Mundial de Rusia, por ejemplo, el mismo fue más que correcto, y admitido como positivo de forma unánime por profesionales y espectadores) denota que el problema no es de la herramienta tecnológica, sino de aquellos que la dirigen en nuestro país. Según don Javier, no se debe protestar por los errores claros, meridianos y manifiestos del VAR. Pareciera que los profesionales solo tienen derecho a jugar (bien o mal) a cobrar (mucho o poco) y a callar. En peor lugar quedamos los espectadores: tenemos obligación de pagar (y mucho) por ver el fútbol, ya sea en directo o por televisión, y a guardar silencio, a aplaudir (hasta con la orejas, si necesario fuera) y a no criticar absolutamente nada de la denominada, por el Sr. Tebas, mejor liga del mundo.

Da a entender el Sr. Tebas que los españoles todos nos tenemos que resignar a una realización pobre de los partidos por parte de la televisión, y que es lógico, natural y normal que a los paganos espectadores se nos hurten zonas del campo que no interesa mostrar, jugadas y situaciones conflictivas que no hay que repetir, líneas aclaratorias de posiciones antirreglamentarias capaces de evidenciar errores de apreciación, preguntas dirigidas en los finales de partidos a pie de campo….

De algunas declaraciones, empieza a entrar la duda de si el VAR no se entiende debido a un protocolo a propósito rebuscado e inentendible, o debido a que los espectadores españoles somos obtusos hasta decir basta, y por más que nos lo explican no somos capaces de entenderlo.

Pareciera que el VAR solo ha tenido protestas de poderosos clubes (el Real Madrid, pongamos por caso, cuando ahí están las protestas de otros muchos clubes que se han sentido perjudicados -y con razón en diversas ocasiones- de la actuación del VAR). Nada nos extraña a estas alturas, en las que el populismo y la posverdad campan a sus anchas, empujados en muchas ocasiones por aquellos que debieran contribuir precisamente a la tranquilidad y a serenar los ánimos.

Me voy a permitir terminar con la denominada “estrategia de posicionamiento de la liga en el mercado internacional”. Que alguien pretenda dar lecciones a Florentino Pérez, Presidente del Real Madrid, de estrategias comerciales, cuando hace cuarenta y ocho horas la revista France Football, vuelve a nombrar al Madrid Mejor Club del Mundo, y hace solo veinticuatro, el Índice P.O.W.A, que analiza el valor del patrocinio de las marcas en el mundo, coloca al Real Madrid como primer club individual (solo superado por la NBA), con una puntuación de 91,521, mientras la Liga aparece en el octavo lugar de esa clasificación, con 46,637 puntos, evidencia de manera cristalina la calidad de la gestión en estos asuntos de unos y otros. (Para concluir, y por aclarar, la Premier ocupa el puesto quinto, con 62,758 puntos, mientras la Uefa Champions League es séptima, con 54,206).

Buenos días a todos. HALA MADRID.

P.D. Anoche se estrenaba el VAR en la Champions League. Tuvimos ocasión de ver cómo se resolvía una jugada del Ajax que terminó en gol. Treinta minutos después del incidente, ofreció la UEFA una nota oficial explicando la decisión del colegiado del encuentro. Discusión zanjada, asunto aclarado, acierto del VAR. Hoy más que ayer, debe el Sr. Tebas tomar nota de que los problemas se arreglan con luz y taquígrafos, y explicaciones claras, y no con el oscurantismo y la ocultación, ni con el recurso pobre a las zonas grises y al factor humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies