La Crónica. Supercopa de España. Semifinal. FC Barcelona 2-3 Real Madrid. A la final, por @elcarrildel2

El Real Madrid se ha impuesto (2-3) al FC Barcelona, en la Semifinal de la Supercopa de España, disputada en el Estadio Rey Fahd, de Riad, Arabia Saudita.

Ya advertíamos ayer que un clásico es un clásico, y que cometía un craso error aquel que pensase que el partido se iba a ganar sin bajar del autobús. Y eso que el Madrid comenzó mandando, hasta ponerse por delante en el marcador en el minuto 24. Un robo de Benzema en la salida del balón a Busquets, sirvió para que Vinicius abriese el marcador tras superar a Ter Stegen con un magnífico disparo a la escuadra.

El gol hizo que retrocediéramos quince metros, que pusiésemos dos líneas defensivas con nueve futbolistas, y que diésemos la iniciativa a los culés.

Remató entonces dos veces de cabeza De Jong. A la tercera, minuto 41, sería la vencida. Un despeje blandito de Militao, con la caña, rebotó en el delantero holandés. El esférico, tras dar en el poste, se introdujo en la portería de Courtois.

En el inicio del segundo periodo, el FC Barcelona introdujo dos cambios: Pedri y Abde suplieron a De Jongy Ferrán. Por lo demás, seguía el dominio blaugrana, que llegaría hasta el minuto 65.

En el 67, Benzema remató al poste, en el que sería el preludio del segundo gol del Madrid, que llegaría en el 71, por mediación igualmente de Karim, a pase de Carvajal, que reaparecía tras su lesión.

Nada ocurrió hasta el minuto 82. Entonces, Ansu Fati, solo en la raya del área pequeña, entre Casemiro y Militao, cabeceó a placer el que sería el empate a dos.

Nos marchamos a la prórroga. Ancelotti únicamente había introducido en el campo a Rodrygo, en lugar de Asensio (minuto 67), y a Valverde por Modric en el 81.

Comenzó este periodo con un remate de Pedri alto, si bien sería de nuevo el Madrid el que se adelantase en el marcador, en esta ocasión ya de manera definitiva. Casemiro comenzó un contragolpe que nos haría llegar a la portería culé con superioridad numérica. Sería Valverde el que remataría a la cepa del poste el servicio de Rodrygo desde la derecha.

En el minuto 100, Courtois tuvo que estirarse de manera magnífica por dos veces consecutivas, a disparos lejanos del FC Barcelona.

Camavinga, que sufrió una fea entrada de Araujo, sustituyó a Vinicius, acalambrado, en el 109. Ya en el 120, Rodrygo no aprovechó un servicio de Benzema, impecable toda la noche, enviando fuera el balón estando solo delante de Ter Stegen.

No podemos concluir sin hablar del colegiado, don José Luis Munuera Montero. Nefasto. Absolutamente parcial en sus apreciaciones, permitiendo a Gavi realizar un sinfín de faltas sin amonestación, a Busquets dar un manotazo a Vinicius cuando el brasileño se marchaba como una exhalación, a más de otro buen número de infracciones no señaladas o señaladas y dejadas sin la correspondiente amonestación. Dieciocho faltas señaló al FC Barcelona y once al Real Madrid, lo que supuso dos tarjetas para cada equipo. Eso sí, cuando Vinicius le reclamó por la enésima falta recibida, sacó el trencilla su genio a pasear para advertir al delantero brasileño, en ese gesto tan típico de los malos colegiados, que quieren hacer resaltar de esa manera su autoridad. Absolutamente falto de diálogo con los futbolistas, el Sr. Munuera ha confirmado sus escasas dotes arbitrales y su profundo antimadridismo.

Esperamos rival entre Athletic y Atlético en la final del domingo. El primer título de la temporada está un poco más cerca.

Buenos días a todos. HALA MADRID.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies