La Crónica. Athletic 0-1 Real Madrid. Rendirse no es una opción, por @elcarrildel2

El Real Madrid se ha impuesto /(0-1) al Athletic de Bilbao, en el partido correspondiente a la Jornada 37 del Campeonato Nacional de Liga de Primera División, disputado en el Estadio de San Mamés.

Un partido más, la actuación arbitral volvió a perjudicar de manera clara a los nuestros. Corría el minuto 26. Morcillo desvió con la mano la trayectoria de un centro de Odriozola desde la parte derecha. Consultaron los Sres. Mateu e Iglesias (este en el VAR hoy) y el trencilla valenciano determinó ni acercarse a mirar el monitor de televisión.

En el 30, resbaló Yeray dentro de su área, llevándose por delante a Benzema. Tampoco mereció una consideración arbitral esta acción.

Más allá de eso, el Madrid llevaba el peso del partido, si bien sin crear ocasiones de peligro en la meta de Unai Simón. Tampoco sufría Courtois.

Comenzó el segundo periodo con un agarrón a Modric, siguió con un zurdazo de Morcillo que repelió Courtois, en la que fue la mejor ocasión de gol de los locales en el partido, continuó con un derechazo de Modric en el 56, desde 35 metros, ajustado a la cepa del poste, que Simón envió a saque de esquina. Casemiro cabeceó al larguero en el 60. El dominio blanco culminó en el minuto 67. Un centro de Casemiro fue rematado por Nacho al fondo de la red, en el que sería el gol de la victoria.

Por unos minutos, estábamos al frente de la clasificación. Hubo tensión. Asensio ocupó el lugar de un desdibujado Vinicius en el 58. Hazard haría lo propio con Rodrygo en el 76. Para ser veraces, debemos reseñar que el belga recibió dos entradas duras de verdad en los minutos que jugó.

Raúl García dejó su impronta. Un hachazo a Luca Modric en el 84. Sería expulsado el rojiblanco en el 88 con roja directa.

Tras el gol, hicieron algunos intentos los locales de acercarse a nuestra portería, pero los defensas, con Militao al frente, mostraron firmeza y determinación. El brasileño mostró gran jerarquía en todo momento, y liderazgo. Junto a él, Nacho volvió a mostrar un excelente nivel. Por las bandas, Odriozola se reivindicó con fuerza un partido más, al igual que Gutiérrez, que cumplió con creces su labor.

A Modric no le pesan los años, como tampoco a Valverde. Sí da mayores muestras de cansancio Casemiro, que no le impidieron rendir. Rodrygo no brilló, como tampoco lo hizo Benzema, que trabajó a destajo.

Victoria imprescindible para llevar la lucha por el campeonato hasta la jornada 38. Recibiremos al Villarreal, mientras nuestros rivales se desplazaran a Valladolid, con necesidad imperiosa de victoria por ambas partes, unos para salvar la categoría, otros para asegurar el título. Las espadas están en todo lo alto.

Buenas noches a todos. HALA MADRID.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies