Vuelve la magia al Bernabéu, por @DaniManso04_

El desastroso curso pasado dejo múltiples señalados,  ya que un equipo capaz de luchar y ganar  todo, ni siquiera llego a competir en ninguna de las tres grandes competiciones. Quedándose  a muchos puntos del líder en liga, arrasado en la vuelta de octavos de final de la Champions y que pese a llegar a la semifinal de la Copa del Rey, también fue  eliminado.  Tras una grandísima decepción de temporada, llegando a tener tres entrenadores, el aficionado merengue empezó a señalar jugadores que debían ser vendidos, entre ellos Francisco Román Alarcón.

Tras una mala pretemporada del malagueño y una lesión que le aparto del equipo más de un mes al inicio de la presente temporada, ¿Quién esperaba que Isco fuera titular en el Camp Nou? Tras recuperarse de esta desafortunada lesión, el jugador espero y trabajo mucho para que llegará su oportunidad y con el cambio de sistema de Zinedine Zidane, pasando del clásico 4-3-3 al 4-4-2, esta acabo llegando y el jugador del Real Madrid la supo aprovechar.

Con este cambio de sistema el Director Técnico marsellés, pretende lograr un mayor control del medio campo, con el que poder presionar y encerrar a cualquier equipo en su área a la hora de atacar, modo de juego perfecto para el jugador de Arroyo de la Miel, ya que puede entrar más en contacto con la pelota y hacer jugar a sus compañeros. También ha sido fundamental la irrupción del uruguayo, Federico Valverde, puesto que al abarcar gran parte del terreno de juego y ser un pulmón subiendo y bajando constantemente, ha ayudado a liberar a de tareas defensivas a los otros dos acompañantes de Casemiro y Fede. Este modo de juego es un gran acierto por parte de Zidane, puesto que el equipo juega mejor, deja menos espacios en defensa y controla los partidos, como vimos en Mestalla, en el Camp Nou, en el Santiago Bernabéu para enfrentarse al Athletic, aunque solo falto el gol, no solo para ganar estos partidos, sino para golear a los rivales.

El pasado miércoles, frente al Valencia en este nuevo modelo de la Supercopa de España, el Real Madrid de Zidane fue un paso más allá alineando a cinco centrocampistas, y logrando una victoria por tres goles a uno, aunque Jovic no estuvo atinado y no logró anotar. Seguramente volverá Zinedine Zidane a jugar con el exitoso 4-5-1 ante el Atlético de Madrid en la final de la supercopa

Daniel Manso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies