Volvió Sergio Ramos, ganó el Madrid, por @elcarrildel2

Crece cada día que pasa la figura de Sergio Ramos García, Camas (Sevilla), Capitán del Madrid por méritos propios, que ser Capitán no es ponerse el brazalete y mirar desde lejos, es ponerse al frente del equipo cuando la situación lo requiere, es formar el primero y arengar al resto, es, como se dice vulgarmente, echarse el equipo a la espalda y tirar de él para llegar a la victoria.

Se lesionó Ramos el día del Cádiz y no estuvo contra el Shakthar. Los resultados son conocidos. Había dudas sobre la presencia del Capitán en el clásico. Dio Sergio otro paso al frente, y se presentó el primero en el Camp Nou.

Todos vimos qué ocurrió. Volvió Sergio Ramos y ganó el Madrid. Forzó el penalti del 1-2, ya le habían hecho otro en la primera mitad que pasó inadvertido, marcó su vigésimo quinta pena máxima seguida, y con esas dos acciones inclinó el campo definitivamente hacia nuestro costado. Modric cerraría el nuestra victoria número noventa y siete contra el FC Barcelona (la número 74 en los enfrentamientos ligueros) con un gol de bandera, de Balón de Oro, de futbolista grande.

Insistió Zidane con el 4-3-3, que tanto habíamos criticado algunos. Resulta que Zizou va a saber de fútbol, y que los veteranos a los que tantos querían licenciar definitivamente siguen estando en plena forma: Ramos, Kroos y Benzema dieron un curso de fútbol, de entendimiento del juego. En torno a ellos se juntaron los demás. Creció Varane con el Capitán a su lado, se confirmó Mendy, cumplió Nacho, a pesar de que el FC Barcelona volcó por banda todo el juego ofensivo. Se marchó Valverde reventado por el esfuerzo, tras abrir el camino al triunfo en el minuto cuatro, aprovechando un pase magnífico de karim. Comenzó titubeante Casemiro, pero fue creciendo el brasileño con los minutos, hasta completar ese trío defensivo que cercenó de raíz todos los intentos del contrario por hacernos daño por el centro.

Se despistó Asensio en la marca en el gol culé. Lo enmendó después el balear trabajando a destajo, con Nacho primero, con Lucas Vázquez después. Mucho se ha criticado (yo el primero) al gallego por su aportación muchas tardes. Ayer estuvo a la altura, dando la cara, peleando al máximo en cada balón. A ver si resulta que Zizou va a saber de fútbol, y por eso cuenta con el de Curtis.

Lástima que Vinicius, siempre un peligro inminente, no anduviera fino con los pases. De haberlo estado, el resultado podría haber sido más amplio para el Madrid. He dejado para el final a Courtois. Paradón a Messi en una jugada en el 23, todavía con empate a uno, para mantenernos a flote.

Dijo Zidane al final que se alegraba por la victoria, pero que no estamos para callar la boca a nadie. Muy cierto. Ante todo, prudencia, y esa humildad tan madridista que siempre predicó don Santiago Bernabéu.

Muy cierto es que la victoria son tres puntos, que suman todas igual, pero por mucho que se empeñen algunos, no es lo mismo ganar en el Camp Nou que en otro sitio. Mucho nos dolió la derrota contra el Cádiz, tanto como nos alegró la victoria de ayer en el Clásico.

Que no se aceleren los nerviosos. Que se tranquilice la cofradía, que ya marchaba contenta y satisfecha hacia el Bernabéu, dispuesta a retirar las grúas y a certificar el fin de Zinedine Zidane y la plantilla del Madrid. En cualquier caso, ya nos lo advertía ayer Courtois, a pie de campo: el martes, tenemos otro examen en Alemania. Hasta entonces, disfrutemos del triunfo.

Buenos días a todos. HALA MADRID.

foto : RealMadrid.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies