Hay que volver a la ruta, por @jotamerengue

Llega el final de temporada donde verdaderamente se juega todo, a muchos equipos les gustaría estar en la condición en la que nos encontramos nosotros, segundos en liga con un partido menos y empatados con el primero, con lo que nos otorga el privilegio de depender de nosotros mismos para ganarla, y en las semifinales de la Champions League, con un primer partido en casa para intentar un resultado que de confianza, y dependiendo del como, el de vuelta fuera en el que un gol nuestro obliga al rival a un sobre esfuerzo.

Pero no es lo único, morirían por tener la plantilla que tenemos, en la que como sucediera frente al Sporting y más recientemente contra el Deportivo, se rota a todo el equipo exceptuando dos o tres jugadores y el resultado es inmejorable, ganando y demostrando, con autoridad y poderío. Haciendo que el cambio generacional para jugadores como Ramos, Modric o Cristiano que ya superan la treintena, se pueda hacer de una manera plácida, sin que haya ningún drama, que no hayan 11 titulares que sean 23, normal que cuando algún intoxicador de la información les llama plan B, se enfaden, ellos no son segundos de nadie y lo están demostrando.

Por eso ahora mismo el único rival y enemigo del Madrid y el madridismo, es el y nosotros mismos, después de la debacle frente al Barcelona en el Bernabéu, porque perder ese partido fue un desastre, luego podemos mirar todo lo acontecido y las circunstancias que lo rodearon y seguramente hayan argumentos donde agarrarse, pero siendo fieles a la crítica constructiva, no podemos obviar el resultado final, lo importante era levantarse y dar un golpe de autoridad, Zidane tiene derecho a equivocarse, está en el privilegio que se ganó el día que cogió un equipo sin alma y lo hizo ganar tres títulos.

Es verdad que mirado con perspectiva y analizado con dedicación, es imposible que este Barcelona que es infinitamente inferior se encuentre primero, pero es que tampoco tenemos la culpa de todas las adversidades a las que nos hemos tenido que enfrentar, si ya hay dificultades para ganar contra 11, como es hacerlo contra 14 y una institución que los apoya y encubre, es una historia que perdura en el tiempo y a la cual le deben muchas cosas, nos tenemos que sentir orgullosos y complacidos de que hayamos podido rascar algo, en esta liga donde hubiera dado arbitrajes de un modo normal, el Madrid sacaría mínimo 6 puntos pese al partido menos, que son los de más que tiene otro equipo y así tirando por bajo.

Parece que reclamar lo que es tuyo, siempre tenga que generar algun tipo mal adversión tanto fuera como en casa, pero obviamos que otros lo hacen siendo ayudados y encima no se monta en cólera, es la maldita doble cara de medir, que ni nosotros mismos sabemos gestionar, yo no digo que todo lo que se haga desde dentro del Madrid este bien, ni que nos tengamos que callar y no reclamar, solo digo que siempre hay tiempo para hacerlo, y que quizás esté no sea el mejor.

Hace tiempo consiguieron dividirnos, cuando el equipo va bien el ruido es silencioso, pero cuando se tuerce el camino un poco se provoca una guerra civil, hay que volver a la ruta, esperar y todo llegará, no hay que volverse loco, solo con trabajo y esfuerzo conseguiremos los títulos a los que optamos, luego ya vendrá el momento para dirimir alguna responsabilidad, para arreglar todo lo malo que pueda haber habido, siempre hay cosas que mejorar, pero también tendremos que empezar por nosotros mismos.

Hala Madrid y nada más.



suscríbete a nuestros podcast en Ivoox.com

ElQuintoGrande

Zona RMTV ( Todos los audios de los mejores programas de Real Madrid Televisión )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies