Vinicius is different, por @Aleelmadridista

Vinicius is different. Da igual el idioma en el que lo diga, pero es la realidad. Muchos no estábamos locos cuando pedíamos al ex entrenador del Real Madrid que le diera más minutos al brasileño. Sinceramente, ayer cuando vi que estaba en el once me empecé a pellizcar. No me lo creía…

Al fin llegó el día. Vale que era contra un segunda B en un partido de dieciseisavos de final de la Copa del Rey, pero creo que todo a partir de ahora será diferente con este chaval, o al menos esa es la sensación. Y esto es positivo para el Real Madrid, más de lo que algunos se lo imaginan.

Vinicius tiene 18 años. Es muy joven aún, aunque todos sabemos que el que vale… vale, ya sea con su edad o con 28. No podemos olvidar que el Real Madrid se dejó 45 millones de euros en él. Y digo yo, que se habrá puesto ese dinero para que juegue, no para verlo en el banquillo o en la grada ninguneado por el entrenador.

Todos sabemos que el chaval ha empezado con el Castilla. Y quién haya seguido mínimamente  su andadura en el filiar, se habrá dado cuenta de que este chico iba sobrado jugando en la categoría de bronce y que tiene algo especial que solo tienen los mejores. Ese desborde, esa profundidad, ese atrevimiento, esa calidad y esa técnica lo pueden llevar a triunfar con la elástica madridista. Y tras ver el partido de ayer ante el Melilla en el que asiste de manera espectacular a Asensio, chuta al palo y hace un caño al alcance de los elegidos,  me pregunto yo: ¿Qué más da que tenga 18 años?

La edad no es un problema. La mera realidad es que Lopetegui tenía ninguneado a este futbolista. Y así le fue. El madridista sabía lo que decía cuando pedía ver cosas diferentes en el equipo, y es que Vinicius vive el fútbol con alegría, diversión y la “samba” particular que le dan los brasileños a este deporte. Esto es precisamente lo que necesita el Real Madrid en estos momentos. Y Julen no lo vio, no lo supo ver o simplemente no le dio la gana de ver.

Es muy pronto para pronosticar que va a ser Balón de Oro y el nuevo Pelé. Lo mejor estimo que es ir con paciencia y tranquilidad. Es evidente que es buenísimo y a este tío hay que darle minutos. Si es titular mejor, porque ahora mismo se lo merece. Además, está demostrando que no le tiembla el pulso para jugar en este equipo, cosa que para algunos es complicado y le han llevado al fracaso en este club. Cuento las horas y los minutos para verlo ante el Valladolid porque tengo el pálpito de que poco a poco este jovencito llamado Vinicius va a ir ganándonos el corazón a todos los madridistas, y nosotros encantadísimos.

HALA MADRID

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies