Vaya suplicio, por @Aleelmadridista

Pensé que nunca lo iba a decir, pero en estos momentos es lo que se apodera de mí. Ver al Real Madrid a estas alturas se me hace muy duro. Es ponerme delante de la televisión para disfrutar de mi equipo y es un auténtico suplicio. No lo paso nada bien, y los noventa minutos que dura un partido me parecen ciento veinte. Pita el árbitro el final del encuentro, y a diferencia de antaño, no tengo ganas de que llegue el siguiente choque de los nuestros. Hemos empezado a asimilar las derrotas, y esto me hiere el alma, pero desgraciadamente es la realidad.

La realidad es que nunca me ha gustado personalizar, por lo que en este artículo tampoco lo haré. Leo a diario a ciertos sectores criticando a Florentino, a algunos individuos poniendo en el ojo del huracán a los jugadores y otros en los entrenadores que hemos tenido durante esta campaña, que han sido tres,  lo cuál es una prueba de la mala gestión del curso. Yo, sinceramente pienso que aquí no hay un solo culpable. ¿Florentino tiene culpa? Obvio, su gestión ha sido nefasta. ¿La plantilla no ha estado a la altura? Más que evidente, estar en esta situación en abril lo dice todo. Realmente, del club en este curso no salvo a casi ninguno, exceptuando a Benzema, Vinicius y Reguilón. Por lo demás, es una temporada para el olvido, y no hace falta que explique por qué…

Lo peor de todo es lo que tenemos que sufrir y aguantar los madridistas. Estar en el cuarto mes del año hablando de fichajes, que son meros rumores es insoportable. Que a falta de más de sesenta días para que se acabe la campaña nuestra “salvación” sea que el Barcelona no gane el triplete es triste. Que los madridistas veamos sin ilusión a nuestro Madrid es humillante… y así, enumerando sucesos degradantes para el madridismo me podría pegar todo el día.

Obviamente arrancará el curso que viene y aquí seguiremos. Siempre al pie del cañón. Confiando, animando y defendiendo a nuestro Real Madrid. Pero a día de hoy, solo espero que en el período vacacional se hagan las cosas bien, y que esta temporada tenga consecuencias en ciertas personas. Necesitamos cambios y aunque hace un mes pensaba lo contrario, pero creo que el equipo de Zidane requiere una “revolución” hecha única y exclusivamente por el mismo Zizou.

Ahora toca aguantar estos últimos meses. Serán muy duros. Recemos y crucemos los dedos para que los culés no hagan el triplete. Más que nada, porque no se lo merecen. De todas maneras, es aquí, en esta trágica y lamentable situación, cuando más debemos de sacar pecho por lo conseguido en los últimos años. Es la hora de valorar la hazaña de las tres Champions consecutivas, pero siempre debemos tener en mente que esto sigue, y más si eres el Real Madrid. A aguantar el chaparrón durante estos últimos nueve partidos y a pensar con ganas y perspectiva positiva en la temporada que viene. No queda otra…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies