Una de nuestras peores pesadillas, por @DaniManso04_

Ayer  todo el madridismo revivió una de sus peores pesadillas, la derrota ante el Alcoyano, un humilde equipo de la Segunda  B división española,  logro dar la campanada y eliminar al actual campeón de La Liga Santander.  Este encuentro recordó a más de un aficionado merengue el  ya más que conocido alcorconazo,  aquella dolorosa derrota por cuatro goles a cero que nos dejaba fuera de la Copa del Rey y que terminaría costando el puesto de  Manuel Pellegrini al final de aquella campaña.

Actualmente el Real Madrid es muy diferente y pese a tener a grandísimos jugadores en sus filas, no está saliendo todo como a su actual entrenador, Zinedine Zidane, le gustaría.  El Real Madrid salvo el primer “match point” tras clasificarse como primero de grupo de la Champions League, para jugar los octavos de final ante el Atalanta y a su vez  volvió a enganchare al tren de La Liga, pero los ultimo partidos están siendo un desastre, en la última semana hemos tirado dos competiciones a la basura, como son la Supercopa de España y la Copa del Rey, algo que me cabrea, como madridista estamos obligados a pelear por todos los títulos y no basta solo con intentarlo.

Uno de los problemas de este Real Madrid es el inmovilismo de once, que ya nos sabemos de memoria y los cambios suelen ser tardíos, además de ser los mismos generalmente. Es aquí donde tenemos que pedirle Zidane que haga lo que mejor sabe hacer, gestionar una de las  mejores plantillas del mundo, como ya hizo en 2017 y termino ganando casi todo,  volver a hacer un equipo que juegue quien juegue gane, volver a enchufar a todos. Por eso no comprendo que jugadores como el Luka Jovic y Odegaard no cuenten con minutos.

El noruego vino al Real Madrid casi en el último momento tras la derrota ante El Manchester City, y aunque  empezó la campaña con tres titularidades consecutivas, no terminó de convencer al entrenador francés, pese a hacer algún buen encuentro como en el Giuseppe Meazza, este acabo en el banquillo donde ahora ni siquiera calienta y según varios medios habría pedido salir cedido. En una situación parecida estaba su compañero serbio, Luka Jovic, que volvió al Eintracht de Frankfurt y en su debut anotó dos goles en 28 minutos, los mismos que en año y medio en el Real Madrid.

Daniel Manso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies