Sobre las palabras de Gareth Bale, por @elcarrildel2

Se atreve Gareth Bale a poner de manifiesto lo que conlleva ser deportista de élite, y rápidamente algunos, sin duda desconocedores de los detalles, se lanzan al ruedo de la crítica severa y la descalificación.

Piensan estos sujetos que la vida del deportista de élite consiste en llegar a las once al campo de entrenamiento, pasar dos horas sobre el césped, ducharse y salir pitando en un supercoche a comer lo que buenamente te apetezca, para después echarse la siesta. A continuación, farra nocturna, excepto el día anterior al partido, que toca concentración.

Coches buenos, restaurantes caros, viajes en primera, autobuses puerta a puerta, miles de fans esperando su aparición, firmar autógrafos, meter o evitar goles, comprarte una supercasa en la mejor urbanización de la ciudad…

Ahora vamos con lo que no se ve: te levantas a las siete de la mañana, desayunas según tu régimen personal, entrenas, te duchas, vas a clase, comes, duermes siesta, entrenas, te duchas, estudias, un rato de ocio, dormir. Un día a la semana, o dos, partido. Resulta que un día te lesionas, y entonces toca cambiar el campo de entrenamiento por el gimnasio. Así día tras día, semana tras semana, mes tras mes, año tras año. Si la suerte y un buen representante te acompañan, es posible que vayas progresando con la edad, o que te quedes por el camino (es lo que nos suele ocurrir a la inmensa mayoría).

Si el físico (algo complicado) te responde, queda lo más duro, la fortaleza mental. Ya dijo Vicente del Bosque que el noventa por ciento de los chavales que no llegan al escalón más alto no es por carencias técnicas o tácticas, sino debido a que su cabeza no es capaz de soportar la presión que practicar deporte de élite conlleva. Será por aquello del «miedo escénico» tan manido, que a quien primero y de manera más grave afecta es al deportista.

¿Acaso alguno de ustedes piensa que un deportista dedica a su preparación las escasas dos horas diarias que pasa sobre el campo de juego? ¿Alguno de ustedes ignora las muchas horas de gimnasio diarias de todos y cada uno de los profesionales? ¿De verdad que ignoran ustedes el régimen de vida cuasi espartano que debe llevar cualquier profesional de cualquier deporte? ¿De verdad piensa alguno de ustedes que es sencillo, fácil, incluso asequible, mantenerse ocho, diez, doce años en plenitud física y mental para rendir al máximo en un club de élite del calibre del Real Madrid?

Hay quien todo lo fía a la cantidad de dinero que cobra un futbolista. Aquí cabría hablar de dos cuestiones. Una, si se lo pagan, será debido a que lo generan. Dos, como la profesión está abierta a cualquiera, no hay más que ponerse a entrenar duro, destacar para obtener un buen contrato, y a ganar dinero sin freno.

No es Bale el primer deportista (ni creo que sea el último) en manifestar la dureza de una actividad de la que los que estamos fuera solo vemos lo bonito y agradable. Sobrados casos conocemos de deportistas que al abandonar la práctica del deporte profesional han sufrido importantes problemas de adaptación a lo que podríamos denominar una vida normal.

Que algunas críticas hayan partido de profesionales de la información, que saben (o deben saber) la realidad cotidiana del deportista profesional, no es más que una rendición más al populismo y la crítica fácil, a la falsedad y al escarnio. Un minuto de reflexión no les vendría nada mal.

Buenas tardes a todos. HALA MADRID.

P.D. Para quien siga teniendo dudas, que busque la noticia de la retirada de la nadadora Ruta Meylutyte, de ayer mismo. Oro olímpico con 15 años, oro en el Mundial, dos oros en los europeos, y que con 22 años ha anunciado su retirada «para vivir cosas simples, crecer, conocerme mejor a mí misma y conocer el mundo».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies