Sobre el regreso de Zidane, por @elcarrildel2

No tardó mucho la Junta Directiva del Real Madrid, reunida en la tarde de ayer en el Estadio Santiago Bernabéu, en tomar la decisión de aprobar el regreso como entrenador del primer equipo de Zinedine Zidane.

Al parecer, y según diversas informaciones, Florentino Pérez contactó con Zizou hace seis días. Fue en la segunda llamada del Presidente cuando el legendario futbolista aceptó el encargo. Once partidos por delante, para pulsar el ambiente del vestuario y de los futbolistas que en él se integran, y planificar las próximas tres temporadas, pues ha firmado Zidane un contrato que se extiende hasta junio de 2022.

Vistos los antecedentes, parece que la solución adoptada por el Real Madrid es la más lógica. Zidane es una leyenda viva del madridismo. Primero como futbolista, luego como entrenador. Ahora, acepta el reto de la vuelta, algo que debemos agradecer los madridistas. La labor que tiene por delante es descomunal, gigantesca, titánica. Mejorar lo conseguido en su anterior etapa en el banquillo blanco parece imposible para un ser humano. Aun así, Zidane da el paso. Honor y gloria a los valientes.

Para los futbolistas, ya no hay excusas ni medias tintas. Ha llegado el momento de definirse, de declarar alto y claro si están por la labor de acompañar a Zizou en su ingente tarea, o prefieren echarse a un lado, salir del equipo y que sean otros los que asuman la responsabilidad. Sin acritud y sin echar a nadie nada en cara. Igual deberán tomarse los futbolistas las decisiones del técnico, que ya nos dijo ayer bien claro, en la rueda de prensa, que viene a construir un equipo para las próximas temporadas.

Rápidamente, nada nuevo por otra parte, y junto al contento que creo mayoritario de la afición, tomó la palabra ese sector de seguidores irredentos, insatisfechos permanentes, siempre a la contra, para criticar el nombramiento. Legitima su postura, no faltaba más. Sin embargo, desde mi punto de vista, ciertas acusaciones a Zizou, como esa que dice que se bajó del barco de manera impropia, me parecen fuera de lugar, ausentes de toda lógica y raciocinio.

Zidane se marchó dejando al Club en lo más alto. Entendió que era el momento de hacerlo, seguramente porque comprendió que la etapa que había iniciado tras suceder a Rafa Benítez al frente del equipo había tocado a su fin. Por lo demás, fue su decisión, personal, soberana, intransferible. Estamos llegando a un punto en que algunos critican al entrenador cuando se le nombra, y también cuando decide irse. Pareciera que hay que estar a lo que ellos dicten en cada momento. Hasta ese punto de irracionalidad han llegado algunos.

Creo que lo que toca es ponernos todos detrás del entrenador del Real Madrid, desde hoy Zinedine Zidane, y remar juntos en la misma dirección para tratar de revertir una situación deportiva complicada. Toca ganar partidos para terminar ocupando una de las plazas que dan acceso a jugar la Liga de Campeones la próxima temporada. Una vez terminada la presente, hagamos examen de conciencia y, en lo que corresponda, propósito de enmienda.

De ahí a la crítica feroz, permanente, inmisericorde y hasta irrespetuosa en algunos casos, contra leyendas del Madrid como Zidane, media un abismo.

Buenas tardes a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies