Sobre amarillismo, Ramos y China, por @elcarrildel2

Sirvan las cuarenta y ocho horas vividas por los madridistas con Sergio Ramos de protagonista principal, como anticipo del largo y cálido verano que nos espera. Los amarillistas avisan a lo grande, sin tapujo alguno, al toque de generala, todos atentos.

Luego ya, acude Florentino Pérez al programa de radio «El Transistor», y nos cuenta la realidad: ha habido una reunión, en la que Ramos, su representante y su abogado le trasladan que el futbolista ha recibido una suculenta oferta de un club chino. Solo existe un pequeño problemilla: que no pagan traspaso, que la salida sería factible con la carta de libertad en la mano.

Algo parecido ya vivimos el curso pasado con Luca Modric. Parece ser que a los clubles chinos les gusta eso de bueno, bonito y….sobre todo y por encima de todo, barato, como un todo a cien del fútbol pero sin cien, que son los que puso la Juventus para fichar a Cristiano Ronaldo.

Como no podía ser de otra manera, la respuesta de Florentino fue negativa. ¿Acaso alguien podría pensar en otra, los primeros el futbolista y su representante? Entonces, ¿a qué vino la reunión? Creo, sinceramente, que Sergio Ramos se ha vuelto a equivocar, ha vuelto a jugar con fuego, y se ha quemado. Ya amagó en 2015, y ampliación de contrato con subida incluida de por medio, siguió en el Madrid. Los aficionados nos hicimos los despistados, y pasamos de largo sobre el asunto. Quizás no encuentre la misma disposición en esta ocasión, máxime después de la nefasta temporada realizada por el equipo.

Si extemporánea resultó una reunión con esas pretensiones, más aún lo ha sido la publicidad que se ha dado a la misma, y que no resulta complicado saber de qué parte de los reunidos salió. Si con la misma se pretendía ejercer algún tipo de presión sobre el Real Madrid, el tiro les ha salido por la culata. No es la afición del Madrid muy dada al olvido ni al perdón. Muchas veces hemos criticado determinadas actitudes con algunos de nuestros jugadores. Hoy, debemos añadir que movimientos como los llevados a cabo por Sergio Ramos y sus mentores no ayudan a la petición hecha anoche por Florentino, y que tantas veces hemos repetido otros muchos, de que no se debe criticar, en ninguna forma y manera, a nuestros jugadores mientras juegan sus partidos en el Estadio Santiago Bernabéu.

De una vez por todas, debieran entender los futbolistas y sus representantes, a más de algunos nuevos actores en este mundo del fútbol profesional (me refiero aquí a los clubes y dirigentes chinos) que los contratos deben ser cumplidos, pues para eso se firman. No puede ser que una de las partes (en este caso los clubes y sus aficionados) debamos transigir con todo en todo momento, respetando lo firmado más allá de cualquier motivo o circunstancia, mientras la otra se sienta con el derecho de presionar, amagar, asustar y hasta amenazar si llega el caso. La respuesta, en este caso y en todos los demás, no puede ni debe ser otra que remitirse a la literalidad del contrato: quien no quiera estar, que pague la cláusula para salir.

No podemos terminar sin hablar del papel de la prensa en este asunto y en otros de similar calibre. Que haya medios de comunicación dispuestos a retorcer la realidad de los hechos para conseguir un titular, a engrandecer situaciones de normalidad, a dar pábulo con inusitada celeridad a los intereses y pretensiones fuera de lugar de algunos sujetos, dice muy poco de esos profesionales que deben ser de la información. Una lástima. Para muestra un botón: decía en un titular el diario AS, que el Madrid solo podrá fichar por un importe de cien millones de euros más de lo que venda. Esa norma no afecta únicamente al Madrid, sino que emana de las reglas de la UEFA, y es de obligado cumplimiento para todos los clubes. Ergo, tan cierto es que no mienten como que no dicen toda la verdad, que es la peor forma de mentir. Sirva este ejemplo de amarillismo con mayúsculas para denunciar las malas artes de una prensa deportiva española cada día más desprestigiada.

Buenos días a todos. HALA MADRID.

P.D. Desmiente de manera categórica Florentino Pérez que Bale cobre lo que ha afirmado el Sr. Gallardo. En sus manos queda sacar a relucir las pruebas que acrediten los 17 millones de marras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies