¿Renovación o Revolución?, por @elcarrildel2

Avanzan hacia el final las jornadas de liga, y no parece que el equipo salga del mal momento de juego y resultados en los que se ha instalado hace ya demasiados meses. Quizás el punto álgido de mal juego, con derrota incluida, llegó el pasado domingo en el Estadio de Vallecas, al punto de que en la rueda de prensa posterior al mismo Zinedine Zidane pidió perdón por lo ocurrido.

Llevo días preguntando (y preguntándome) si el denominado «casting» al que Zizou está sometiendo a la plantilla, con cambios de alineaciones partido tras partido, está resultando positivo, o si hubiera sido más apropiado fijar un once para encarar de la mejor forma posible la recta final de esta infausta temporada.

Ya nunca se sabrá. Lo que sí hemos podido verificar es que hay futbolistas que no han sabido o podido aprovechar la oportunidad que les ha ofrecido el entrenador. También aquí hay opiniones divergentes. Mientras unos piden continuidad en el equipo para algunos futbolistas, como manera de poder asentarse en el mismo y ofrecer todas sus posibilidades, otros mantenemos que el tren del Madrid solo pasa una vez, y al que se le da la oportunidad debe estar presto para subirse al mismo, en marcha si fuese necesario. Sabido es aquello de que el Madrid (al igual que otros grandes equipos) no espera a nadie. Tampoco la afición parece que haya hecho nunca profesión de paciencia (ahora ya se pita a algunos futbolistas en el momento de saltar al campo, sin conceder el tiempo mínimo establecido por las normas elementales de la cortesía).

Viendo lo que está ocurriendo, cada día que pasa crece la duda sobre la dimensión de la renovación que se debe afrontar. Algunos, más alarmistas (o alarmados) piden una revolución en toda regla. No basta, según ese sector, con cambiar cinco, seis, siete futbolistas. El cambio debe ser mucho más profundo. El nuevo proyecto no puede partir de unos futbolistas que han mostrado tantas carencias en esta temporada que ya termina.

No parece que tengan razón aquellos que pretenden, en función de los resultados y del juego desplegado por el equipo tras el regreso de Zizou, restar ni un ápice al crédito acumulado por el entrenador tras su paso anterior por el equipo. El mismo sigue incólume, en lo más alto, inalterado y hasta, si me lo permiten y de momento, inalterable.

Muchos son los nombres que suenan para la renovación de la plantilla, algunos claramente alejados de la realidad, en un juego de representantes tan habitual y lógico por su parte. Eso sí, parece que los precios se disparan sin rumbo ni límite de altura, en cuanto a las incorporaciones, mientras se deprecian sin fin aquellos que parece que pueden estar en la rampa de salida. Por fortuna para el Madrid, los tiempos de vender mal y barato y comprar caro y en muchas ocasiones igual de mal, parece que quedaron olvidados.

En fin damas y caballeros, que se aproxima un verano apasionante (si es que a usted le gustan esas jornadas de rumores interminables, de listas de fichajes, traspasos y cesiones, de precios de sube y baja…) y que no podremos alejarnos mucho de la actualidad en las vacaciones veraniegas, pues las novedades y presentaciones estarán a la orden del día. Entre medias, o entre tanto, la pretemporada nos llevará de nuevo a los Estados Unidos, con la International Champions Cup como primer escaparate de una temporada con la Liga como primera obligación, si nos atenemos a las palabras de Zinedine Zidane.

Buenas tardes a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies