Primer partido, todo sigue igual, por @jotamerengue

Siempre hubieron clases y siempre hubieron llorones, menos mal que el entrenador del Sevilla les dio una lección de principios y humildad a esos “antis” venidos a menos y sin argumentos necesarios para levantar la voz, porque el trigésimo octavo partido sin perder seguido vino tras un derroche de condiciones físicas y fútbol a raudales.

Así, sin apelativos, es cierto que se cometieron algunos errores que pudieron ser de bulto, pero no empañan un juego excelso en el que por momentos parecía rozar el sobresaliente, y eso que no era fácil el acometido después de quince días de vacaciones y un rival en frente difícil y rocoso, con una idea de juego machacona y persistente, y con todas las bajas que sufríamos medicas y técnicas, aunque estas ultimas controladas.

Aunque lo que más rechinaba era el “run run” de turno que acompaña siempre a cualquier decisión que toma Zidane, como si alguno no quisiera aprender o fuera masoquista, como si el francés no se hubiera ganado ya el derecho a intentar mantener sus ideas, que en ningún momento fueron malas ni le hizo daño al equipo.

Está haciendo cosas y tomando decisiones en las que muchos nos sustentábamos incluso antes de que él viniera, ha tenido los bemoles suficientes de no contar con Cristiano y Benzema en un partido tan crucial como este, siguiendo un plan cuidadosamente estudiado y conseguir que a ninguno de ellos se les eche de menos, esta sabiendo bregar con las continuas bajas que estamos sufriendo sin que nos tengamos que lamentar por ellas.

El trabajo de técnico esta siendo espectacular, pero todavía hay gente que se niega a otorgarle el respeto que merece y que se ha ganado, pero ya no solo los propios aficionados que eso duele y mucho, sino también ex jugadores y compañeros de profesión que le ningunean y menosprecian, recelosos de todo lo bueno que le esta pasando en gran parte por todo lo bueno que el esta haciendo.

Zinedine lleva ya un año sentado en el banquillo madridista, un tiempo en el que ha tenido que pasar por todo y escuchar de todo, un tiempo en el que ha ganado todo lo internacionalmente posible por ganar, dos títulos europeos y uno intercontinental le contemplan, no es el único que lo logró, incluso recientemente, hace dos años otro entrenador Carlo Ancelotti estaba en la misma condición, pero no daba la misma sensación que se siente ahora, en aquel tiempo nada más conseguir el Mundial de Clubes se veía una autocomplacencia que ahora no se aprecia, se sentía un amiguismo que acabó siendo fatal para todas las partes, y al tiempo se vio.

Pero en aquel entonces no se observaba lo que hoy se ve, mucha culpa de todo lo bueno que se esta haciendo es gracias al gran trabajo que se esta realizando desde el cuerpo técnico, tomándose muy en serio el aspecto físico e imprimiendo a la plantilla de mucha exigencia, por que pese a que estamos en enero, este suele ser un mes en el que se pierde más que se gana y no es cuestión de perder todo lo que hemos ganado hasta ahora, aunque lo que sobre todo se ve que diferencia a otros tiempos, es que esta vez no se apuesta por un título por encima de otro, que se va paso a paso, y peleando por todos, este es el camino, aunque Zidane lo tiene más fácil que cualquier otro entrenador que hayamos tenido, porque a mi parecer esta es de las mejores platillas que recuerdo, sino la mejor.

P.D: Y lo que sobre todo hay que valorar y agradecer, es que pese a la persistencia y presión que muchos ejercen sobre algunos jugadores con la única intención de desestabilizar, se sigue manteniendo la cabeza alta y la jerarquía sin doblegarse.

Hala Madrid y nada más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies