Papá, papá, ¿Dónde está el Real Madrid?, por @AleelMadridista

Jueves de la semana pasada. Pierdes contra el Athletic Club de Bilbao y quedas eliminado de la Supercopa de España. Tan solo siete días después afrontas el primer partido de la Copa de S.M. El Rey. En frente, un equipo de Segunda B, sin nada que perder y con mucho que ganar. Tú, sales a verlas venir, sin intensidad ni actitud y quedas eliminado del trofeo copero. Por si eso fuera poco, tienes que aguantar a que el entrenador de tu equipo diga que caer en dieciseisavos de final contra un conjunto de la categoría de bronce del fútbol español no es vergonzoso. ¿Alguien da más?

Es todo un despropósito. Un cúmulo de factores inexplicables, que nos han hecho perder la ilusión por ver a nuestro Madrid. Hoy en día, el club no transmite nada al aficionado. Esa exigencia que nos caracteriza reina por su ausencia y predomina una sensación de conformismo, pasotismo e inmovilismo que a mí por lo menos, me preocupa. Tú puedes perder porque esto es deporte, pero que te pinten la cara, tires dos títulos en una semana ante equipos inferiores a ti y no escuchemos una declaración acorde a lo que es el Real Madrid… fastidia y mucho.

A mí, que ya no soy tan crío, me cuesta explicar dónde está el Real Madrid. Me pongo en el lugar del Alexis de hace quince años y estoy completamente convencido de que le habría preguntado a mi padre dónde estaba nuestro equipo. Y sí, digo mi padre porque fue el que me inculcó los valores del Madrid, es decir, luchar siempre hasta el final, no rendirse nunca, no dar un balón por perdido, la autocrítica como base para mejorar… y es esto, precisamente lo que no vemos en el Real Madrid actual.

Parece que no hay nadie al volante, que todo va camino de la nada y del abismo. Tiene pinta de que lo que queda de temporada se nos va a ser bastante largo. La Liga la tenemos prácticamente imposible y en la Copa de Europa hay equipos superiores a nosotros. Me cuesta creer en la plantilla y en Zidane. Quién me conozca sabe que suelo ser optimista, pero cuándo veo a un equipo sin alma sobre el césped y escucho unas declaraciones del míster que no son dignas de todo un Real Madrid me es imposible ver algo positivo. Bueno, me equivoco. Lo positivo es que ya hemos tocado fondo y a peor no podemos ir, espero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies