Normalidad absoluta, por @elcarrildel2

Terminó la liga, se celebraron los fastos de rigor, Zidane dio dos días de descanso a la plantilla, y vuelta al trabajo para preparar la final de Cardiff. Normalidad absoluta en el Madrid. Sobresaltos cero. Velocidad de crucero. Es el estilo Zizou, que tanto bien nos lleva haciendo desde que el francés cogiese los mandos del primer equipo del Real Madrid.

Con cuentagotas llegan las novedades. Parece que Dani Carvajal evoluciona de manera favorable, y que podrá formar con el equipo titular de la final si así lo determina Zidane. Alguna duda más plantea Gareth Bale, al que su seleccionador no ha incluido en la lista de Gales para los próximos compromisos internacionales.

Quizás por lo anterior, se van apagando las voces de aquellos que han querido hacer un nuevo drama con la disputa Isco-Bale por un plaza en el once del Madrid. Las tornas se han girado hacia Álvaro Morata, y su salida del club, y el comentario de algún invitado sobre el colombiano James Rodríguez.

Lo demás, asuntos extradeportivos que atañen a Cristiano Ronaldo, y sus cuentas con Hacienda. Silencio total del portugués y de sus asesores, en una postura que me parece inteligente y apropiada. No se debe dar vidilla a aquellos que solo pretenden tener su minuto de gloria a costa de los demás, ya que por ellos mismos son incapaces de conseguirlo.

El Madrid que ha confirmado que en Cardiff lucirá la camiseta morada. Comentarios y cábalas de todo tipo, y para todos los gustos. A mí personalmente, es algo que no me preocupa. Del color que sea, si el equipo es capaz de desarrollar todo su potencial, pienso que es superior a la Juventus de Turín, y que si lo miramos desde esa perspectiva, debe el título volar a la capital de España.

Dicho lo anterior, el fútbol ya sabemos lo caprichoso que es, y las faenas, a favor y en contra, que te juega en un momento determinado. Miremos, aunque sea de reojo, al árbitro del encuentro. Hay que estudiar cómo actúa, si es dialogante o no, la facilidad con la que muestra las tarjetas, en que minutos las muestra, si es propenso a señalar penaltis o lo cuesta hacerlo, si permite los gestos y los enfados de los jugadores o se lo toma a mal…en fin, las mil y una labores que hay que llevar aprendidas antes de afrontar todos los encuentros, sean de la naturaleza que sean.

Tomo un dato de Rober, contertulio de los podcast de El Quinto Grande, que apunta que, en estos últimos partidos, el Madrid ha jugado mejor, y ha ganado de manera más contudente, jugando de visitante que de local. De visitantes jugaremos en la capital de Gales, ante una Juventus que saltará al césped con su uniforme habitual.

Quedan ocho días para la final. En el imaginario colectivo del madridismo han quedado el 13 de Junio de 1956, el 30 de Mayo de 1957, el 28 de Mayo de 1958, el 3 de Junio de 1959, el 18 de Mayo de 1960, el 11 de Mayo de 1966, el 20 de Mayo de 1998, el 24 de Mayo del 2000, el 15 de Mayo de 2002, el 24 de Mayo de 2014 y el 28 de Mayo de 2016. Es la historia que hemos hecho. De momento, el 3 de Junio de 2017 todavía reza como historia por hacer. Con impaciencia, ilusión, y máxima confianza en los nuestros esperamos ese día. Ojalá quede en la historia como la noche que levantamos la duodécima Copa de Europa.

Buenos días a todos. HALA MADRID.



suscríbete a nuestros podcast en Ivoox.com

ElQuintoGrande

Zona RMTV ( Todos los audios de los mejores programas de Real Madrid Televisión )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies