Nacho, Ramos y la selección, por @elcarrildel2

Polémica ha levantado la lista dada por el seleccionador nacional de fútbol, Luis Enrique, para la disputa de la próxima Eurocopa, a disputar por toda Europa entre el los días 11 de Junio y Julio próximos.

Se jugará a lo largo y ancho de todo el continente europeo, por veinticuatro selecciones. Es un formato novedoso, justificado en la celebración del sesenta aniversario del torneo. Sin embargo, no nos debemos dejar llevar por argumentos peregrinos de la UEFA. Sus mandamases, con el Sr. Ceferin al frente, se ven en la obligación de contentar a muchos, y eso le lleva al diseño de estos formatos cuanto menos sorprendentes. Reconozcamos al menos que inventiva, originalidad y capacidad de innovación tienen estos caballeros.

Y no vayan a creer que este asunto es exclusivo de la UEFA, que acabamos de ver a la Real Federación Española de Fútbol resolver un ascenso a Segunda División con una fase final en diversas sedes, a partido único, con encuentros con prórrogas pero sin penaltis, y en los que sí había penaltis lanzando estos de manera diferente a como se había hecho hasta la fecha. Todo se debe a la complicación de satisfacer las ansias y necesidades de nada menos que ciento dos equipos, en torno a 2.550 jugadores, solo en la Segunda División B. Visto esto, casi me atrevo a decir que el que no juega al fútbol es porque no quiere, no debido a que sus cualidades se lo impidan.

En medio de todo lo anterior, el seleccionador nacional da su lista, en la que no aparece ningún jugador del Real Madrid. De entrada digo que, en mi opinión, es un alivio. Con un calendario tan abrumado de partidos como el que tiene el equipo, disponer de días suficientes para el descanso y la recuperación es casi un lujo.

Dicho lo anterior, que en la lista no aparezca Sergio Ramos, después del año que ha tenido el defensa central, en lo referido a lesiones y afección por el covid, parece lógico. En el recuerdo de todos su ausencia contra el Celta con el Real Madrid, para aparecer veinticuatro horas después en la concentración de la selección, que debía enfrentar tres compromisos contra equipo de segundo y tercer nivel, y regresar lesionado.

No podemos decir lo mismo de Nacho Fernández, el futbolista que ha ocupado con enorme éxito el lugar del ausente Ramos en la zaga del equipo. Que después de la descomunal temporada del complutense no aparezca en una lista en la que sí figuran futbolistas que no han pasado de ser reservas con sus equipos, resulta sangrante y hasta descorazonador.

Nada nuevo por otra parte, que mirando hacia atrás podemos ver las despedidas abruptas de Michel, de Raúl González Blanco y hasta de Casillas, por citar únicamente a futbolistas del Real Madrid.

No son, desde luego, ni el tacto ni la diplomacia cualidades que hayan adornado las virtudes de la mayoría de nuestros seleccionadores nacionales. Tampoco de los encargados de las relaciones con los patrocinadores, que tengo delante la cartilla de la selección que te entregan en un conocido hipermercado, patrocinador del equipo, y el lugar central lo ocupa precisamente el no convocado Sergio Ramos.

En fin damas y caballeros, que entre unos desaguisados y otros, la selección española hace tiempo que camina huérfana del general interés de los aficionados. Veremos que nos depara el próximo torneo, pero a la luz de lo vivido hasta la fecha, no parece que el resultado vaya a ser satisfactorio.

Buenas tardes a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies