Modric indiscutible, por @elcarrildel2

Se confirmaron todos los pronósticos. Luca Modric fue galardonado con el Balón de Oro 2018, en la que ha sido la edición número sesenta y tres del prestigioso galardón que otorga la revista francesa France Football.

Ha sido, sin duda, la culminación al año mágico de nuestro futbolista, que antes que este consiguió el Premio The Best 2018 de la FIFA, fue nombrado Jugador del Año por la UEFA, Mejor centrocampista de la edición 2017-18 de la Copa de Europa, Balón de Oro del Mundial de Rusia 2018, y Mejor Jugador del Mundo 2018 por la Federación Internacional de Historia y Estadística del Fútbol.

Visto todo lo anterior, no parece que se pueda poner la más mínima pega a la concesión del galardón. Los organismos más diversos, las competiciones más prestigiosas, los métodos de votación y elección más variados, todos han coincidido en elegir al diez del Madrid como el mejor jugador de la temporada 2017-18.

Digo esto porque no han sido muchas, pero algunas reacciones extemporáneas ha habido. Tampoco nos vamos a detener en ellas. No es el momento ni la ocasión. Lo que toca celebrar es que el Real Madrid, con ocho nominados y el triunfador final, ha vuelto a estar (quizás sea más apropiado decir sigue estando) en la cresta de la ola del fútbol mundial.

No es tarea fácil, en estos tiempos de transformaciones profundas, estar en la cima. La irrupción en el fútbol de potentes maquinarias inversoras, algunas de ellas hasta con el respaldo de estados, obligan a poner aún más en valor el esfuerzo de un Club como el Madrid, que sigue siendo (por mucho que algunos se empeñen en decir lo contrario) de sus socios, con derecho a voz y a voto en la toma de sus decisiones más trascendentes.

En este sentido, se podría explicar el cambio de actitud del Club, desde hace unos años, con respecto a los fichajes. Frente a la inflación desbocada y las solicitudes de dinero fuera de toda lógica y control, el Real Madrid ha apostado por los fichajes de los mejores jóvenes. (El último ejemplo, de hoy mismo: se hace eco la prensa inglesa de la posible llegada a nuestro Club, de Brahím Diaz, el mediocampista malagueño del Manchester City e internacional con España).

El tiempo será el que dé o quite razones a esta política. Lo que está meridianamente claro es que las cuentas no pueden descontrolarse. Todo gasto debe ir respaldado por su correspondiente ingreso. Hacer lo contrario, apelar al déficit, es pan para hoy y hambre para mañana. Es dar pie a la llegada de aprovechados, con intereses ajenos no ya al Real Madrid, sino al fútbol y al deporte.

En este sentido, no es conveniente que los madridistas olvidemos que ya hemos estado en bancarrota en más de una ocasión, y que muy cerca estuvimos de caer en manos de algunos desaprensivos que querían hacer del Real Madrid su Real Madrid, desalojando a los socios y acudiendo a fórmulas mercantiles ajenas a nuestra tradición, y a lo que nos inculcaron nuestros mayores, con don Santiago Bernabéu al frente.

Tenemos 116 años de vida, que son muchos. Hemos vivido tiempos diversos, ganando mucho o ganando menos, con los mejores del mundo unas veces, con los Garcías otras, con Zidanes y con Pavones, sabiendo adaptarnos a los tiempos y a las circunstancias, pero dejando siempre muy claro que el escudo, la camiseta, el Club, el equipo, están por encima de todo y de todos. Nos lo recuerda Modric en cada partido. Anoche, lo hizo en su discurso. Ese es el camino, el único camino. Gracias y enhorabuena, Luca.

Buenas tardes a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies