Marcelo, leyenda viva del Real Madrid, por @AleelMadridista

Aún recuerdo cuando era todo un crio y mi padre me dijo: “Hijo, que hemos fichado a Marcelo”. Yo le respondí sorprendido: “¿Y ese quién es?”. Mi padre, que lo pille en fuera de juego, afirmó: “Pues creo que viene de Brasil, pero ni idea de qué equipo”. La verdad, es que es ahora cuando me doy cuenta de que ya ha llovido desde aquél 14 de noviembre de 2006.

Por aquél entonces se presentó un joven brasileño con el pelo corto del que la gran parte de madridistas no teníamos ni la mayor remota idea de quién era. Hoy, con sus fallos y aciertos, todos coincidiremos en qué estamos hablando de una leyenda viva del Real Madrid. Habrá a quién le gusta más y a quién menos, pero todos estaremos de acuerdo de que Marcelo nos ha dado noches para el recuerdo.

Todo aquél que me conoce sabe que soy crítico con este futbolista. En más de una ocasión me ha sacado de quicio viendo al Real Madrid, ya sea por no bajar a defender, perder su marca o simplemente porque considero que hay veces en las que no está en la forma adecuada para jugar en nuestro club. No obstante, negar la grandeza de este jugador vistiendo la elástica blanca me parece absurdo.

Y me lo parece por su palmarés. Es inviable negar que Marcelo ha tenido una importancia capital en las cuatro Champions de cinco, tres de ellas consecutivas. Es digno de reconocer, que cuando ha estado bien el brasileño ha sido toda una amenaza para las defensas contrarias. Debutó el 7 de enero de 2007 en Riazor y desde aquél entonces hasta hoy, siendo consciente de que ha tenido errores, estimo que la balanza se declina totalmente a su favor.

No voy a entrar en comparaciones con Roberto Carlos. Creo que ambos son diferentes. No me voy a decantar por uno u otro. Solo estimo que somos afortunados de que Roberto haya pasado por nuestro club, y Marcelo aún lo haga. No hay nada mejor que eso para los madridistas, ya que considero que estamos hablando de los dos mejores laterales izquierdos de Brasil.

Además, a pesar de todo lo bueno que aporta en el juego, sobre todo a nivel ofensivo, Marcelo es puro madridismo. Nos guste o no. Aún se me ponen los bellos de punta al recordar sus lágrimas tras la Décima Copa de Europa. Eran lloros como si de un madridista más se tratara, y yo eso por lo menos no lo olvido.

Solo nos queda disfrutar de él. No sé cuándo se retirará y dejará el Real Madrid. Lo que si tengo claro es que tardaremos en ver un lateral izquierdo con la proyección en ataque que tiene el brasileño. Así que, sigamos deleitándonos con su juego, lo cuál no significa que no debemos exigirle. Esto es el Madrid, y aquí la exigencia viene de antemano, pero recordemos que esta es la que ha hecho a Marcelo ser lo que es hoy en día: Una leyenda viva del Real Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies