Los partes médicos, por @elcarrildel2

Es Ferland Mendy la última victima de los partes médicos del Madrid. Venía el francés de realizar un espléndido partido en Sevilla, donde cercenó de raíz todos los intentos de los locales de penetrar por su banda, cuando una lesión muscular en el aductor de su pierna izquierda, como siempre pendiente de evolución, le ha dejado fuera de combate.

Con absoluta franqueza y sinceridad, debo expresar mis sospechas acerca de la lesiones musculares de los futbolistas del Madrid. No parece razonable, y por lo mismo creíble, que se produzcan tantas lesiones en tantos y distintos futbolistas de manera tan repetitiva.

Ni por cálculo de probabilidades, ni por mala suerte, ni por nefasta que pueda ser la preparación física del equipo (que no lo es a tenor de los profesionales que la imparten) parece posible.

En este punto, se pueden (y se deben) hacer comparaciones con el resto de equipos que afrontan pretemporadas y temporadas similares, y ver qué ocurre en sus plantillas. O con el equipo de baloncesto del propio Real Madrid, más cargado de partidos que el equipo de fútbol, o con cualquier otro equipo de las categorías inferiores, incluido el Castilla, para comparar datos, y a partir de ellos extraer las debidas conclusiones.

Después, debe el Club responder a las interrogantes planteadas, que son muchas. ¿Cómo es posible que esto ocurra? ¿Quién es el responsable? ¿Se piensan tomar medidas al respecto? ¿Existe demasiado celo por parte de los encargados de dar bajas y altas? ¿Hay alguna otra razón, que a los aficionados se nos escapa, para explicar este número tan elevado de lesiones musculares?

Me llama poderosamente la atención que todo lo anterior no parece interesarle a ningún aficionado. Por un momento, llegué a pensar que algún socio compromisario preguntaría en la reciente asamblea por este asunto, pero ni una palabra se pronunció al respecto. Parece más fácil y cómodo exigir al entrenador, primer perjudicado por una situación que le impide repetir una alineación dos partidos seguidos.

Ahora que el equipo había respondido bien en Sevilla, se queda sin lateral izquierdo para el enfrentamiento del miércoles con Osasuna. Tendrá Zidane que recurrir a Nacho o a un canterano como solución de emergencia, dado que Marcelo aun no parece estar en condiciones de regresar.

Estas lesiones además rompen el ritmo normal de entrenamientos, por lo que las dos o tres semanas de baja que anuncian los expertos, se convierten en cinco o seis hasta que el futbolista recupera su mejor forma, si es que lo hace o ya el resto de temporada se convierte en un pesado lastre.

Tampoco estaría de más que quien corresponda comience a estudiar la posibilidad de ampliar las plantillas. No parece razonable que mientras el número de partidos a disputar durante la temporada aumenta año tras año (club más selecciones nacionales) los integrantes de las plantillas sigan anclados desde hace decenios en los veinticinco futbolistas. Ese número puede valer para equipos que no disputan competiciones internacionales ni cuentan con futbolistas internacionales en sus filas, pero no para el resto.

Para resolver estos asuntos es para lo que debería servir la Liga de Fútbol Profesional, y no para algunos otros que a nada conducen ni nada aportan.

Buenas tardes a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies