Los gestos y los profesionales, por @elcarrildel2

Vuelvo a observar, en las últimas horas, que reaparecen los solicitantes de gestos. De gestos de buena voluntad, de gestos de magnanimidad, de gestos de agradecimiento a los servicios prestados…de gestos de todo tipo que solo se solicitan en una dirección: del club hacia alguno de sus profesionales.

Lo curioso del caso es que jamás se solicitan en sentido contrario, esto es, del jugador hacia el club. ¿Alguno de ustedes ha visto en alguna ocasión que algún solicitante de gestos se haya dirigido a algún futbolista pidiendo que juegue gratis una temporada, media temporada, diez partidos, un solo partido, un único minuto?

Al final, quitémonos todos la venda de una vez, la relación club-futbolista es una relación profesional. Se firma un contrato, con unas cláusulas y unas retribuciones. Y cuando este termina, las partes, cada una mirando por sus intereses, lo renuevan o no. Sin sentimentalismos, ni gestos, ni lágrimas, ni abrazos. Es el deporte profesional, sin trampas ni cartón, ni besos en los escudos ni otras cuestiones que valen para los aficionados, pero no para los que han hecho del deporte su profesión.

Partiendo de esa realidad incuestionable, me parece que los discursos manidos y gastados de algunos (ellos sabrán los motivos) pidiendo magnanimidad y altura de miras a algún club con respecto a alguno de sus profesionales, que al parecer quiere marcharse porque Rusia está a la vuelta de la esquina, se me antojan no ya fuera de lugar, sino absolutamente injustos con respecto a la empresa que ha cumplido, de manera escrupulosa y puntual, su parte del trato, en particular la referida a los emolumentos económicos.

Yo me imagino llegado el caso de un futuro enfrentamiento entre un futbolista y su antiguo club, por ejemplo en la champions, donde los mismos que piden altura de miras a los clubes, pidieran a los futbolistas que no marcasen a su ex equipo, o que no evitasen los goles a su nuevo equipo, o que se dejasen regatear sin inmutarse o que cometieran un par de penaltis flagrantes, en función de pasadas querencias y supuestos amores a unos colores.

Y sí, en un equipo de fútbol, o de cualquier otro deporte, juegan los que dice el entrenador, no los que quiere la grada, y mucho menos la prensa o las radios y las televisiones. Y sí, es cierto, en un club de fútbol, el que más manda, es el Presidente. Bien por que le hayan elegido sus socios, bien porque le haya puesto ahí el accionista mayoritario, que es quien se juega sus dineros.

Me gustaría saber quién toma las decisiones en las empresas (incluidas las periodísticas) de todos aquellos que arremeten contra los presidentes (Florentino en el Madrid), que las toman en sus equipos. Como decía, en esas modélicas empresas de esas personas que tanto hablan, ¿acaso toma las decisiones el bedel, el vigilante nocturno, el auxiliar administrativo, el encargado de la página web, una asamblea multitudinaria de empleados a mano alzada, o las toma el director y, por encima de él, el consejo de administración (o la junta directiva) y en última instancia el Presidente?

Me parece que, en esto como en tantas otras cosas, hay mucho personaje falto del más mínimo rigor y seriedad.

Buenos días a todos. HALA MADRID.



suscríbete a nuestros podcast en Ivoox.com

ElQuintoGrande

Zona RMTV ( Todos los audios de los mejores programas de Real Madrid Televisión )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies