Lesiones intolerables, por @elcarrildel2

Conocíamos ayer el último parte médico emitido por el Real Madrid, en esta ocasión referido a Ferland Mendy, que al parecer ha dicho adiós a lo que queda de temporada.

Una nueva lesión muscular, auténtica plaga a lo largo de la presente temporada, en la que se han acumulado más de sesenta bajas, una cifra absolutamente intolerable para cualquier club de élite que se precie.

Resulta absolutamente obligado que la Junta Directiva del Real Madrid analice la situación, y ponga coto al desaguisado producido. Al ser la mayoría de contratiempos asuntos de índole muscular, cabría suponer que la preparación física de los futbolistas no ha estado a la altura de las circunstancias.

Son muchas las miradas que convergen en Grégory Dupont, máxime después de ver el rendimiento físico ofrecido por el equipo en las anteriores temporadas, de la mano de Antonio Pintus, que cesó en su cometido al final del curso 2019-20, con destino al Internazionale de Milán.

Tampoco estaría de más revisar el cuadro médico del Club, y sus métodos de trabajo y de afrontar la recuperación de las lesiones musculares. Ya puestos, también alguien debía dar un severo toque de atención a los encargados de la comunicación. Esos “pendientes de evolución” con el que cierran los partes médicos han llegado a un punto que lo único que provocan es irritación y enfado en el madridismo.

No parece que sea de recibo echar balones fuera, y culpar de la situación a un calendario muy cargado. El calendario es absolutamente igual para todos, y ninguna variación ha sufrido con respecto a temporadas anteriores. Incluso este curso, por el asunto de la pandemia, no se ha realizado la habitual gira de verano por los Estados Unidos, a la que tantas culpas se han atribuido de tantas situaciones.

El perjuicio que supone al entrenador y al equipo la necesidad de continuos cambios en las alineaciones y en los esquemas de juego, en función de los jugadores disponibles, la necesidad constante de tener que acudir al equipo filial para completar las convocatorias, las decisiones, sin duda equivocadas, de dejar salir jugadores una vez el curso empezado, máxime con las dificultades económicas actuales, que impiden acudir al mercado en busca de refuerzos ante necesidades sobrevenidas, son causas que deben analizarse igualmente con seriedad y rigor a la hora de enjuiciar el resultado final de la temporada.

Que con todas esas circunstancias presentes, Zinedine Zidane haya conseguido llevar al equipo hasta unas semifinales de Champions, situándonos entre las mejores cuatro escuadras de Europa, y esté, a día de hoy, a falta de tres jornadas, luchando por el título de liga, dicen mucho de nuestro entrenador.

Surgen rumores, no sabemos hasta que punto verdaderos o simplemente interesados para intentar desestabilizar al equipo y al Club todo lo posible de cara a este final de temporada, de la marcha de Zizou, por más que tenga contrato en vigor hasta junio de 2022.

Estaremos atentos, pero desde luego, podemos decir sin temor a equivocarnos que antes que Zidane deben salir del Club otros que no han sabido desarrollar su trabajo con la debida prestancia, ni estar a la altura de las necesidades exigidas por un Club del nivel del Real Madrid.

Buenos días a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies