Las mismas mentiras, los mismos mentirosos, por @elcarrildel2

Cuarenta y ocho horas han pasado ya desde la finalización del clásico, y siguen los mismos mentirosos contando las mismas mentiras. El gol de Vinicius fue para algunos una puñalada definitiva, mortal. Solo al delantero brasileño se le ocurre ir a marcar en el clásico, abriendo la puerta a la victoria de su equipo y dando al traste con toda la estrategia de acoso y derribo de los cofrades.

A toda prisa, hubo que reescribir las crónicas. Resulta que Messi no metió un nuevo gol del siglo, que el Madrid tiene un portero que para cuando es requerido, que Marcelo aun es capaz de correr un sprint y hasta de ganarlo, que Isco ha vuelto por sus fueros, que Vinicius mete goles y que Mariano es capaz de aprovechar su minuto para cerrar el clásico con las gradas cantando un gol del Madrid.

Enfrente, los mentirosos habituales nos cuentan que el Madrid no existió hasta el minuto 70. El tiro a la escuadra de Isco en el minuto 55 no lo advirtieron. El cabezazo del costasoleño en el 60, que Piqué sacó en la línea de gol, tampoco. La segunda amarilla que debió ver Jordi Alba en el 36 del primer tiempo, no merece ningún comentario por los mentirosos habituales.

Del pisotón a Vinicius en el 65, penalti clamoroso al que el ínclito Mateu Lahoz dio la espalda, nada de nada. Ni parar el partido cuando el brasileño quedó tendido en el suelo, parón que si se apresuró a señalar el colegiado valenciano apenas dos minutos después, cuando el damnificado fue un futbolista del FC Barcelona.

Hay ocasiones en las que aquella vieja anécdota de la facultad de periodismo, que apuntaba a que había redactores que dejaban escrita la crónica el viernes, a falta del resultado y un titular llamativo, para así poder apurar el fin de semana, se cumple con algunos, mentirosos habituales, casi compulsivos.

Son incapaces de reconocer que Zidane ganó la partida táctica del partido, que el despliegue físico del Madrid en la segunda mitad fue formidable, que la aparente superioridad blaugrana de la primera parte era una estrategia y que el toque toque, o el tiqui taca, o como puñetas quieran denominarlo sus panegiristas no es más que un engaño, una tomadura de pelo, un disimulo, un simulacro, una mentira más de los mismos mentirosos.

Hay quien cuenta el fútbol por años y no por temporadas, de la misma manera en que otros hacen de menos al Madrid cada vez que su portero realiza una intervención de mérito. Los elogios a los guardametas quedan para los de otros equipos. Que Courtois realice dos intervenciones de máxima exigencia no es mérito suyo, sino demérito del Madrid.

Quedan doce jornadas para concluir el campeonato de liga. Empiezo a detectar auténtico pánico en los mentirosos habituales. Solo falta que el alineador gane la liga, y que las grúas y las excavadoras, que ya estaban preparadas para actuar el pasado domingo por la noche, tengan que pasar otro verano a la expectativa. Mientras tanto, se consuelan haciendo saber que Reinier no puede jugar con el primer equipo debido a que el cupo de extranjeros está excedido. Gran noticia. Nadie lo había advertido. El madridismo en la inopia. El que ficha en el Madrid, aún más lejos.

Tiempo hace que circula por ahí la frase esa que dice que el Madrid siempre vuelve porque nunca se va. Mientras algunos cofrades se quedaron anclados en pretéritas glorias, a las que se siguen agarrando con una nostalgia digna de estudio, lo que el Madrid tiene por delante es a Vinicius, Valverde, Militao, Mendy, Reguilón, Rodrygo, Brahim, Ceballos, Vallejo, Jovic, Odegaard, Kubo, Achraf, Lunin, Javi Sánchez, Reinier….(17 futbolistas menores de 24 años) para mirar con tranquilidad a los quinientos partidos de Benzema, los trescientos de Isco Alarcón o los doscientos de Lucas Vázquez.

Telón del clásico bajado. El futuro más inmediato es el Betis, el domingo en Sevilla. No será fácil, pero no queda otra que ir juntos, afición y jugadores, a la meta de la liga. Alejados de las mismas mentiras de siempre, contadas por los mismos mentirosos de siempre.

Buenos días a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies