Las comparaciones odiosas, por @elcarrildel2

Si ya venían escuchándose críticas contra el Real Madrid por su mal inicio de temporada, después de la derrota del pasado domingo en el Estadio de Montilivi, ante el Girona, las mismas han arreciado de manera considerable.

Tampoco han ayudado a rebajar la tensión las palabras de Zinedine Zidane, queriendo quitar hierro a la situación, y hablando de una normalidad que no es tal. Desde luego, que en la jornada diez del campeonato, estemos a ocho puntos del líder, no lo es.

Hace falta una reacción inmediata. Debe esta producirse ya a partir del próximo partido, en Wembley, en Champions, frente al Tottenham, el próximo miércoles. Si además nos detenemos un momento en lo vivido en el último partido, únicamente Isco Alarcón pareció dispuesto, y así lo hizo, a tirar del carro para intentar revertir un resultado que se puso en contra de manera insospechada.

Los agoreros, esos personajes que están esperando el más mínimo tropiezo para sacar la guadaña y segar cuanto encuentren a su paso, ya se han puesto a comparar lo que está ocurriendo en estos primeros diez partidos, con lo ocurrido en la última temporada de José Mourinho, en la que también el equipo venía de conquistar la liga la temporada anterior.

Tiempo les ha faltado a algunas televisiones, para sacar imágenes de supuestas desavenencias entre jugadores, cuando lo reflejado, no son más que las charlas típicas en cualquier partido de fútbol, como cualquiera que haya jugado a este deporte, o a cualquier otro, conoce perfectamente. Pero ya se sabe aquella vieja máxima que tantas veces he repetido, y que dice que la realidad no te estropee una buena historia.

Visto desde fuera, lo que más se advierte es que el equipo está atravesando un bache físico de considerables proporciones. No somos capaces de ganar un balón dividido, ni por alto ni por bajo. Además, no hay claridad en el pase, ni velocidad en el juego, a más de que la famosa pegada ha desaparecido. Cristiano está atravesando su mayor periodo de falta de gol desde que llegó al Real Madrid.

¿Qué debemos hacer los aficionados en la presente situación? Habrá quien piense que esto se arregla subiendo los decibelios de los silbidos al equipo, incluso volviendo a aquellos días de pancartas ofensivas para los futbolistas. Incluso, ya puestos, habría que zarandear debidamente al entrenador, y de paso zurrar como se merece a Florentino Pérez.

Frente a ellos, y sin dejar de lado ni por un momento la profunda decepción sufrida el último domingo, y con mi opinión personal reflejada en el podcast 19 de la presente temporada de El Quinto Grande, creo que en este tiempo de dificultad lo que toca es ponernos detrás del equipo, y empujar con todas nuestras fuerzas y nuestros mejores gritos de ánimo, en la confianza absoluta de que este bache se va a revertir más temprano que tarde.

La liga se ha puesto complicada. Algún “profeta” ya ha anunciado que nunca el Madrid ha recortado más de siete puntos para ser campeón. Es el momento de superarnos a nosotros mismos, de romper moldes, de volver a hacer historia, recordando, sin ir más lejos, por ejemplo, que nadie había logrado ganar dos veces seguidas la Copa de Europa en su actual formato hasta que lo logró el Madrid.

Queda tiempo. Hay esperanza, y confianza en los nuestros. Una vez más, sacaremos a relucir la vieja y bella pancarta que anuncia que hasta el final, vamos Real.

Buenos días a todos. HALA MADRID.



suscríbete a nuestros podcast en Ivoox.com

ElQuintoGrande

Zona RMTV ( Todos los audios de los mejores programas de Real Madrid Televisión )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies