La Unidad B es la solución, por @elcarrildel2

Andan los sesudos analistas dando vueltas a cómo solucionar todos y cada uno de los problemas del Madrid. Tras muchas cábalas, han llegado a la conclusión definitiva: esto lo arregla la denominada Unidad B.

Ahora resulta que todos echan de menos a futbolistas como Kiko Casilla, Danilo, Coentrao, Kovacic, James o Morata. No seré yo el que desmerezca a ninguno de estos profesionales, pero sí debo hacerlo con todos los que en su día, cuando pertenecían al Real Madrid, los atizaron de lo lindo, día y noche y noche y día, y ahora los ensalzan de la misma manera, con entusiasmo inusitado.

¿Convendría buscar lo que dijeron de todos ellos? ¿Acaso se han olvidado del escarnio al que sometieron a futbolistas como Coentrao? Tampoco vamos a analizar lo mucho, o lo poco, que todos y cada uno de ellos han aportado a los equipos a los que se marcharon.

De aquella Unidad B, pasamos sin solución de continuidad a los tiempos actuales. Los que nos van a solucionar todo de ahora al final de temporada eran Jovic (que ya está en Alemania por cabezonería del Sr. Zidane) y Martin Odegaard, que dicen que quiere salir del equipo en este mercado de invierno.

Puedo asegurar sin temor a equivocarme que el Sr. Zidane no pone a Odegaard, como antes no ponía a Jovic, debido a que le ve pletórico, formidable, superlativo en cada entrenamiento, y entonces opta porque juegue otro, el que sea, con la única condición de que esté en peor forma que el noruego.

Me da la impresión de que algunos (y alejo de este grupo a los malintencionados, que los hay en abundancia) y me refiero a aficionados y futbolistas, no han entendido la dimensión del Madrid, máxima siempre, en cada minuto de cada entrenamiento y de cada partido.

Parecen pensar algunos futbolistas que pueden dejar pasar la oportunidad, por mínima que sea, y que el entrenador tiene la obligación de darles otra más, y luego otra, y así sucesivamente hasta el final de los tiempos.

Conocida es la frase de José Antonio Camacho al respecto. No la voy a repetir. Pero conviene a algunos aficionados revisar la hemeroteca, y que lean y vean lo que ocurrió el día 5 de Enero de 1975 en el Estadio Santiago Bernabéu. Con apenas 19 años, Miljanic le ordenó secar nada menos que a Johan Cruyff, que con 28 años estaba en su plenitud futbolística. Nadie vio al holandés ese día. Camacho pasó a ser titular indiscutible.

Podemos citar igualmente a George karl, el mítico entrenador de la NBA, y que lo fue del Real Madrid de baloncesto en dos etapas entre los ochenta y los noventa del siglo pasado. Mantenía que equipos como el Madrid, por su exigencia máxima, son muy difíciles para los jóvenes, pues soportar esa presión no está al alcance de cualquiera. Ratificaba así la misma opinión que Vicente del Bosque.

No se hace necesario repasar la larga lista de futbolistas que brillaron en equipos de menor enjundia, y luego fracasaron en los equipos top. Tampoco los que recorrieron el camino inverso, y fueron capaces de dejar huella en sus nuevos destinos tras pasar de puntillas por un grande.

No puedo terminar este artículo sin recordar a los desmemoriados, que la gran mayoría de este grupo de futbolistas, con Zinedine Zidane de entrenador, fueron capaces de ganar la liga el curso pasado. Quizás es que para algunos ganar Ligas y Copas de Europa no sean más que cosas vulgares. Eso sí, luego se ponen de pie para dar una ovación a gentes que tanto han contribuido a la grandeza del Madrid como Iniesta o Pirlo. Algún día tendremos que hablar de lo que es el señorío bien entendido, y no manipulado y tergiversado por los malintencionados habituales.

Buenas tardes a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies