La estocada final, por @AleelMadridista

Podría sentarme a escribir acerca de los veinte partidos que llevamos invictos. Incluso al respecto de los trece goles que hemos encajado en esta temporada. Tal vez tendría que hablar del pase a cuartos de la Copa del Rey. O quizás podría haber optado por dedicarle unas palabras al “General” Casemiro que está en un momento de forma espectacular, aunque esto no es que sea muy novedoso.

Cabía la posibilidad en mi cabeza de dedicar un artículo a todos estos temas. No obstante, el sábado hay derby. Y ya sabemos lo que esto supone. Levantarte nervioso, cogerte la bufanda y ponerte la camiseta de tu equipo y vivir ese día con mucha tensión, deseando y esperando así que tu equipo pase por encima a los vecinos.

De estos precisamente quería hablar yo. De estos vecinos que lo están pasando muy mal últimamente. Para no perder la costumbre, palman la final de la Súpercopa contra nuestro Madrid. No son capaces de ganarle al Leganés en Liga en el Metropolitano y para colmo han quedado eliminado con un 2B de la Copa. Es evidente que la filosofía barata del “cholismo” está más en duda que nunca. Además, están fuera de la Copa, prácticamente ya no luchan por ganar la liga, y en Copa de Europa lo tienen muy complicado frente al Liverpool. ¿Conclusión? Se juegan la temporada el sábado.

Es aquí cuando pienso que en apenas 48 horas podemos meterles la estocada final a los pupilos de Diego Pablo Simeone. Tenemos la oportunidad de acabar con ellos. Además, llevamos varias temporadas sin ganarles en liga y ya es hora de finiquitar esta racha negativa que tenemos en el campeonato doméstico.

Si miramos las dinámicas de cada equipo, da para pensar que el sábado puede ser un gran día. Un día de fiesta en el Bernabéu. De los que veíamos antiguamente siempre que nos visitaba el Atlético de Madrid. Ya tengo ganas de vivirlo, y sí, nunca cambiaré Lisboa, Milán, y sus eliminaciones en Champions por nada del mundo, pero queridos lectores, el sábado tenemos la oportunidad de seguir hundiendo a Simeone, e incluso se podrían quedar fuera de puestos de la Europa League. ¿Qué mejor que eso?

Además, estamos en una liga igualada, porque así lo ha querido el régimen culé. Todos sabemos que el Madrid debería estar diez puntos por delante del Barcelona (los tres que le sacamos, más los siete que nos han birlado) al igual que somos conscientes de que nos van a poner muchas adversidades por el camino para intentar que no ganemos la Liga 34. No obstante, confió en este equipo porque se le ve cara de campeón.

En definitiva, un derby es un derby. Puede pasar de todo, aunque la trayectoria de los equipos son las que son, y por ello no concibo un empate o una derrota madridista. Hay que seguir en lo más alto de la liga y ya de paso, meterle la estocada final al Atlético final y al “cholismo”.

Hala Madrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies