La casa de los conflictos, por @elcarrildel2

Lo que en cualquier otro club deportivo sería una normal reestructuración de la plantilla a final de temporada, en el Madrid es una fuente de conflictos. Da igual de qué o de quién hablemos. La bronca está asegurada.

Nos cuentan que Gareth Bale ha manifestado al Club que no piensa marcharse este verano, y ha recordado a Sánchez que tiene contrato en vigor hasta 2022. Que Zidane le deje en el banco, según algunos, es un gravísimo error, pues devalúa al futbolista (este asunto no es nuevo. Ya Ramón Mendoza -q.e.p.d.- acusó a Beenhaker de hacerlo, nada menos que en mil millones de pesetas, al dejar a Butragueño en el banquillo en unas semifinales de Copa de Europa, en detrimento de Paco Llorente – padre de Marcos Llorente-, sin que nadie dedujese de la misma que Butragueño iba a ser traspasado al término de aquella temporada). Claro que los periodistas deportivos de entonces no tenían la capacidad deductiva de los actuales, ni los amiguetes ni los contactos en la T4 y alrededores de los que alardean, algo que queda acreditado por la infalibilidad de sus informaciones.

Hoy nos hablan del conflicto en la portería. Keylor es el portero de Zidane, lo que conduce a Courtois al banquillo. Luca es el tercer portero, lo que excluye de la plantilla a Lunin. Veremos, nos dicen, quién gana, si el entrenador o las fuerzas vivas de la planta noble, que no quieren quedar en entredicho tras haber gastado 35 millones de Euros en fichar al guardameta belga.

Suena James de nuevo, que no se lleva bien con su entrenador en Munich. Lo malo es que no está confirmado que Kovac vaya a seguir al frente del equipo bávaro. Pogba dice que se marcha del United el próximo verano. El Ajax está interesado en Odegaard, por el que al parecer han ofrecido veinte millones. El Benfica pide 120 por Joao Félix, y Ceballos está ya sacando sus pertenencias de su taquilla en el vestuario y en Valdebebas.

Tenemos otro grave problema con Karim Benzema, al que le ha dado por ponerse a marcar goles, y que afirma categórico que no se va a ningún lado, y añade que Varane se queda. Mientras se asegura que el fichaje Jovic está hecho, y que únicamente está a la espera de la fecha propicia para el anuncio de su presentación, sigue sonando Raúl de Tomás, que al parecer ha dicho que sí, pero con condiciones. Ver para creer.

Se vuelve a acercar Eriksen, mientras la venta de Isco vuelve a planear sobre la pradera de Chamartín, a pesar de los aplausos de la grada cada vez que hace acto de aparición por la misma. Todo lo contrario que a Gareth Bale, que le pitan hasta por bajar del autobús. «El Bernabéu siempre ha pitado a algunos de sus futbolistas», sentencia el cofrade que no es del Madrid pero que se autoproclama el mayor conocedor de sus esencias, y entonces aparecen unos cuantos despistados que le siguen el juego, por si los sacan en la tele y quedan para la posteridad, como aquel caballero del bigote que el día que más fuerte aplaudió fue para dar una ovación a Ronaldinho. «El Señorío del Madrid», sentencia un necio, el mismo que luego encabezó la corriente aquella que decía «soy del Madrid, pero quiero que gane el Atleti».

En fin, damas y caballeros, que entre fichajes, traspasos, cesiones, cubiertas, obras, contratos multimillonarios con patrocinadores que están al caer…esto es un sinvivir. Seguiremos informando.

Buenas tardes a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies