Keylor deja dudas, por @elcarrildel2

No está siendo la presente la mejor temporada de Keylor Navas desde que se hizo con la titularidad de la portería del Real Madrid. Y eso ha puesto en marcha los rumores sobre los movimientos que estaría haciendo el Club de cara a la contratación de un guardameta para el curso 2017-18 y siguientes.

No seré yo el que se sume a esa moda tan en boga en el periodismo deportivo español de empezar a poner sobre la mesa nombres y nombres, y luego más nombres, de supuestas ofertas, algunas irrechazables, realizadas por supuestos emisarios del Real Madrid a toda una pléyade de guardametas de todo el mundo mundial, que ya estarían apalabrados y cerrados para la próxima temporada.

Lo anterior, en cualquier caso, no es óbice para reconocer que el portero tico, al menos a mí, me empieza a generar algunas dudas. Sin necesidad de irnos muy lejos, todos podemos enumerar varios goles encajados por el equipo esta temporada en los que Keylor no parece haber estado a la altura de las circunstancias. A bote pronto, el encajado en la ida de los octavos de final de la Champions, ante el Nápoles, con lo que significa marcar, o no hacerlo, gol en el partido de fuera de casa. Cierto es que luego pudimos remontar, y llegar a ese 3-1 final que nos permite viajar a Italia con cierta tranquilidad de ánimo, pero una cosa no quita la otra, como lo cortés no quita lo valiente: Keylor estaba despistado en esa acción, y eso no puede darse en un portero del Real Madrid, y mucho menos en el Bernabéu, donde normalmente va a pasar muchos partidos largos minutos inactivo, lo cual no quiere decir que tenga derecho a evadirse ni a despistarse.

Tampoco resulta muy tranquilizadora su actuación del pasado miércoles en Mestalla. Su estatua en el primer gol fue llamativa, a pesar de lo sorpresivo del disparo del delantero valencianista. Unos minutos después encajó el segundo gol del partido, por debajo de las piernas, en un tanto que me recordó a otro que le hizo Fernando Torres en el Bernabéu, si mal no recuerdo en eliminatoria copera.

No bajan las aguas tranquilas en la portería del Madrid. Incluso, hay voces que ya han empezado a pedir el relevo de Keylor Navas por un Kiko Casilla que en las ocasiones en que ha jugado no lo ha hecho mal. Desconozco qué pensará Zidane al respecto, y si la presencia de Casilla en el partido ante el Español fue una rotación sin más o un aviso para el portero de Costa Rica. En cualquier caso, debiera estar atento el entrenador, pues empieza a detectarse una cierta impaciencia, una cierta desilusión, una cierta decepción con algunas intervenciones de Keylor Navas.

Y, si debemos ser justos, tampoco vamos a descargar toda nuestra desilusión por la derrota de Valencia en Keylor Navas. Otros, caso de Varane, tampoco supieron estar a la altura que el partido requería. Algo más debiera haber hecho en el primer gol del Valencia, y una pérdida de balón suya propició, unos minutos después, el segundo. Lo dicho para Keylor también valen para Raphael. Ambos debieran saber que juegan en el Madrid, donde la paciencia es escasa, y la exigencia máxima. Casos recientes ha habido en que, una vez perdida esta, ya es imposible de recuperar.

Buenos días a todos. HALA MADRID.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies