Jovic y la política de fichajes, por @elcarrildel2

Jugó Jovic 28 minutos en su regreso a Alemania, y anotó dos goles. A velocidad supersónica, toda la cofradía pone a sonar al máximo volumen la fanfarria para atizar a Zidane. Se olvidan de un pequeño detalle: fue él quien, junto a la dirección deportiva, lo trajo al Madrid. Claro que no ha sido nunca la cofradía de pararse en las pequeñas cosas. Son los cofrades más de trazo gordo, del titular llamativo, del amarillismo nada sutil y de las verdades a medias, que son las peores mentiras.

¡Ojalá Jovic se recupere, y cuando vuelva a la disciplina madridista el próximo 1 de Julio sea un delantero centro de muchos goles por temporada. Será una gran noticia para el Madrid!

En cualquier caso, tengamos paciencia. Sabido es, excepto por aquellos que no quieren enterarse, que casi nada tiene que ver jugar y marcar goles por ejemplo en el Eintracth de Frankfurt, con el máximo de los respetos para ese club, que hacerlo en el Real Madrid. Jugadores que brillaron de manera rutilante en sus equipos han comprobado al llegar a Chamartín que la camiseta del Madrid pesa e impone mucho. No todos son capaces de llevarla. Ya dijo Vicente del Bosque que el noventa por ciento de los canteranos que no llegan al primer equipo no lo logran por ausencia de cualidades tácticas o técnicas, sino porque su cabeza no es capaz de soportar la presión constante, continua, omnipresente, que supone ser futbolista del Madrid.

En cualquier caso, y si me permiten volver a la política de fichajes, resulta que rápido se han lanzado al ruedo los apocalípticos para descalificar de manera rotunda a futbolistas como Militao (23 años), Odegaard (22), Vinicius (20) o Rodrygo (20), jugadores de insultante juventud y todo su futuro por delante. Eso sí, irregulares por definición, pecados de la mentada juventud, dato este que algunos quieren ignorar. Y conste que no se debe confundir esto que digo con la paciencia infinita, que ya dijo José Antonio Camacho que la puerta había que derribarla.

Resulta que el único que valía era Jovic. Una vez más, se cumple aquel viejo dicho, solo aplicable al Madrid por cierto, de que el mejor futbolista es el que no ha venido o el que ya se fue. Tiempo tendremos de comprobar si los continuos halagos a Kubo o a Brahim se reproducen cuando estén de vuelta, o si los mismos eran cosa de sus días de cesión en Getafe y Milán.

Si hablamos de dineros, en lo que a fichajes y traspasos se refiere, y analizamos las cinco últimas temporadas, el Madrid ha invertido 589 millones, mientras que los ingresos por ventas han ascendido a 533 millones. Es decir, máxima prudencia en el gasto, lo que nos ha permitido afrontar la actual situación de crisis en una situación financiera mucho más saneada que otros clubes.

Llega la Copa del Rey. Parece que veremos en acción a Lunin (21 años), al igual que a Antonio Blanco (20), el medio centro cordobés de Montalbán, que está realizando una gran temporada en el Castilla. Esperemos que no esté la cofradía y sus acólitos con el hacha levantada para dejarla caer al mínimo error y así descalificar a los chavales para siempre jamás, y ya de paso, y con ellos a Zinedine Zidane, que es quien ha ido quitando y poniendo en el Madrid, uno tras otro hasta conseguir los once títulos en doscientos treinta y seis partidos (uno cada 21,4 partidos), que figuran en su curriculum como entrenador merengue.

Buenas tardes a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies