James, Bale y los dineros, por @elcarrildel2

Siguen unos y otros preocupadísimos por los dineros del Real Madrid, que parece que es al único que le faltan. Necesidad imperiosa de vender, dicen unos, imposibilidad de comprar, dicen otros. El resto de equipos, que han gastado igualmente a manos llenas, son ajenos a esos problemas. Su caja fuerte está a rebosar. Ellos sí pueden comprar primero y vender después.

En esas condiciones, nos cuentan, la demora en la salida de James Rodríguez solo puede ir en contra de los intereses del Real Madrid. Parecido ocurre con Gareth Bale, que ha pasado de ser una posibilidad de cambio con Paul Pogba (mantienen que el United ya pide por el futbolista 200 millones) a otra de salir gratis del Madrid, toda vez que tras seis años de estancia en Chamartín su fichaje estaría amortizado. Ya no se conforman con bajar unos millones su cotización cada día que pasa. Ahora ya anuncian sin rubor que el final del camino es su salida gratis del Madrid.

Parecen estos titulares llamativos, que desconozco a quien pueden sorprender a estas alturas, estar orientados únicamente a crear un estado de opinión que favorezca los intereses de una de las partes. Lo malo para ellos, lo bueno para el Madrid, es que no parece que una negociación de cincuenta o sesenta o cien millones de euros vaya a impresionar a Florentino Pérez, acostumbrado como está el Presidente del Madrid a asuntos de muchísima mayor enjundia económica y hasta social.

Los antecedentes tampoco les son muy favorables. Lleva ya años el Madrid vendiendo caro, circunstancia que ha parecido confirmarse hasta el día de hoy en esta ventana de mercado. Así, se ha traspasado a Llorente (45 millones), Kovacic (45 millones), Raúl de Tomás (20 millones), y Theo Hernández (20 millones). Total: 130 millones obtenidos, por unos futbolistas a los que Transfermarkt atribuye un valor de mercado de 126 millones. Para más inri, únicamente Llorente formaba parte de la plantilla. Los otros tres jugadores estaban cedidos en otros clubes, por lo que ningún daño futbolístico puede hacer su marcha.

En cuanto a los fichajes, el Madrid ha invertido 300 millones, en Hazard, Jovic, Militao, Mendy y Rodrygo. Su valor de mercado, según la misma página, asciende a 485 millones. No parece pues que los negociadores del Madrid sean unos novatos ni unos ignorantes, y que se cumple una vez lo de comprar barato y vender caro.

Si Bale, treinta años recién cumplidos, está amortizado, qué decir de James Rodríguez. Costó ochenta millones en 2014, triunfó de manera rotunda con Carlo Ancelotti en su primera temporada de blanco, para irse apagando después, por cuestiones varias conocidas y que no vamos a repetir hoy aquí. Se marchó el mediocampista colombiano al Bayern Munich, con su gran valedor. Se hizo el cuadro alemán cargo de su ficha (dicen que ocho millones brutos anuales), a más de pagar cinco millones al Madrid por cada uno de los dos años de cesión, y una cláusula de compra de 35 millones, que nunca se ejecutó, pues una vez el técnico italiano abandonó el cuadro bávaro la estrella de James volvió a oscurecerse.

Dicen que el Nápoles le quiere gratis, circunstancia cuanto menos paradójica, por no decir chistosa. El Madrid pide cincuenta millones, y parece ser que el Atletico está dispuesto a dar cuarenta y cinco.

Mientras Kubo impresiona, y Jovic es incluido en el once ideal de la Bundesliga de la pasada temporada, quizás en los próximos días de quien se hable sea de Keylor Navas. Veremos.

Buenas tardes a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies