Hoy quizás no sea ese día, por @jotamerengue




Me encuentro en un dilema complicado, por un lado mi impulsividad siente la inmensa necesidad de desahogarse y escribir sin parar cualquier cosa que me salga de dentro, intentando encontrar una salida a esta angustia y situación adversa en la que nos encontramos, y  por el otro mi racionalidad me pide que me serene y haga las cosas de una manera menos temperamental y reflexiva, teniendo en cuenta todos los factores.

En ambos casos la reacción es difícil, muy difícil, hay argumentos que sostendrían cualquier teoría con la que se analizase, y sobre todo cuando las cosas salen mal, que es cuando de verdad parece que todos sabemos de todo, en muchos casos buscando soluciones a problemas que creemos que son muy evidentes, en otras intentando embarrar y ensuciar por el simple hecho de que no se hace lo quiere.

Desde que comenzó está temporada, muchos eran muy proclives a rechistar y oponerse a cualquier decisión que Zidane y su cuerpo técnico tomaban, con mayor o menor acierto eran sus decisiones, las que en ese momento les habían llevado a hacer probablemente la mejor campaña en la historia del Madrid, logrando casi todos los títulos que se habían disputado a excepción de la Copa del Rey.

Aunque el mérito no era lo que se había ganado, sino el como se había conseguido, apostando y confiando en una metodología de trabajo, que estaba dando un gran rendimiento en un espacio demasiado corto en el tiempo, y con un fútbol rápido, vistoso y vertical, controlando como nunca los factores propios del juego.

No me atrevería ha decir que ha pasado, ni que está pasando, pero es más que evidente que todo eso ha cambiado, el equipo ya no es el mismo, no tiene aquella buena cara que mostraba, y no muestra la firmeza y sobriedad que le había llevado al éxito, no seré yo quien intente hacer un análisis de este bajón, no tengo los mecanismos para tal valoración, se puede tener una apreciación pero que jamás podrá estar por encima de la de cualquier otra persona.

Por eso si alguien se pensaba que hoy sería el día en que escribiría echando peste de los jugadores se equivocaba, si se pensaban que hoy sería el día de crucificar a Zidane y sus ayudantes también se equivocaba, y si alguien pensaba que hoy atacaríamos a Florentino Pérez por supuesto que se equivocaba.

Hoy, pese a la situación en la que estamos no es el día de acabar con todo como si no importara nada, no es el momento de arrasar con todo como si un día no nos hicieron felices, no es la ocasión de finiquitar todo como si no se hubieran ganado el derecho a levantarse y volver a ganar la confianza que ahora creemos pérdida.

No haré un discurso ni de carros, ni barcos, ni carnets que ya los tengo algo aborrecidos y no ayudan realmente a paliar la ansiedad que sufrimos y padecemos en estos instantes, que nadie es más merengue que nadie, solo madridistas que viven las situaciones diferentes a otros, ayer caímos todavía un poquito más, pero hoy soy más madridista que ayer, pero menos que mañana.

Hala Madrid y nada más.






suscríbete a nuestros podcast en Ivoox.com

ElQuintoGrande

Zona RMTV ( Todos los audios de los mejores programas de Real Madrid Televisión )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies