Hoy quiero hablar de Modric, por @elcarrildel2

Cerró anoche el Madrid en Anfield Road su pase a las semifinales de la Champions, la novena en las últimas once temporadas, de manera brillante, como un bloque sobrio y seguro, todos comprometidos con la tarea de dar un paso al frente, de volver a inscribir el nombre del Madrid entre los cuatro mejores de Europa, que es lo que debíamos esperar, y hasta exigir, a los nuestros, según manifestó en su momento Florentino Pérez, que estrenaba mandato acompañando al equipo en su viaje a Liverpool.

Podríamos hablar de todos y cada uno de los jugadores que puso Zidane sobre el terreno de juego. Empezando por Courtois y su pie salvador en el minuto dos, o de ese otro par de intervenciones posteriores que mantuvieron nuestra puerta a cero.

Podríamos hablar de Valverde en el lateral derecho, o dando un pase de cincuenta metros a Vinicius que no llegó al gol por medio metro, u ocupando la parcela de Toni Kroos cuando el alemán se fue al banquillo desfondado. Podríamos mencionar su tobillo, o lo de jugar infiltrado por las necesidades del guión, en lugar de refugiarse en el cómodo “pendiente de evolución” de los servicios médicos habituales.

Podríamos hablar de Militao y de Nacho Fernández, y del tandem inexpugnable que han formado, ahora que arrecian los rumores acerca de la continuidad de Sergio Ramos y de Raphael Varane. ¡Qué capacidad tiene el complutense para no despeinarse bajo ningún motivo ni circunstancia, ya sea este el diluvio universal sobre Valdebebas, o el bombardeo inmisericorde de centros de los futbolistas ingleses al corazón de nuestro área! Militao tampoco se despeina, ni le tiembla el pulso, ni se le acelera el corazón. Verlos despejar balones, cubrir huecos, achicar espacios, adelantarse al rival, bascular a los lados…¡qué par de centrales damas y caballeros!

Podríamos hablar de Mendy, el desconocido para todos excepto para Zizou, o de ese Casemiro imperial que es capaz de jugar en todas partes y de ayudar a todos y de meter goles y de entender de qué iba el arbitraje de ayer y remediarlo con una entrada de cinco a un contrario aviso para navegantes y para Kuiper, hasta aquí hemos llegado, estos son mis tacos si hay que meter pierna se mete, que no vamos a ser tan inocentes de pensar a estas alturas que la entrada de Milner a Benzema en el minuto uno y la de Fabinho al mismo Casemiro en el veintidós eran un lance del juego y no venía hablado desde la caseta. Un minuto tardó Case en arreglarlo. Eso es conocer el oficio, y tener veteranía, y dar un paso al frente y decir aquí estoy yo, y me llevo una tarjeta amarilla pero quedáis todos avisados.

Podríamos hablar de Marco Asensio, y cómo se remangó cuando la situación lo exigió, y ayudó en el lateral derecho primero a Valverde, luego a Odriozola. Enorme Marco.

Podríamos hablar de los suplentes, que supieron cumplir la tarea encomendada, que el escenario no era para menos.

Sin embargo, me van a permitir que me quede con Luka Modric. Corría el minuto 92, perdimos un balón en los tres cuartos. Había que volver. Ver sprintar a Luka hacia atrás, a esas alturas de encuentro, con sus 35 años a cuestas, y su Balón de Oro, y sus Cuatro Champions, y sus Dos Ligas, y sus Cuatro Mundiales de Clubes, y sus Tres Supercopas de Europa, y sus Tres Supercopas de España, y su Copa del Rey, resultó ciertamente conmovedor.

Fue el de anoche otro partido memorable del Madrid de Zidane, de todos y cada uno de los que en él participaron. Fue noche de acto de contrición para muchos, que habían dudado de manera reiterada de estos futbolistas y de este entrenador. Estamos de nuevo en semifinales, con la cara alta, el orgullo intacto, tras una serie de tres partidos endiablados sacados adelante con clase y categoría de campeón.

Estamos entrando en el momento cumbre de la temporada, cuando todo se decide, cuando los nuestros dan lo mejor de si año tras año, por eso nuestra fe en ellos es absoluta, por eso cantamos aquello de “hasta el final, vamos Real”.

Buenos días a todos. HALA MADRID.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies