Ganar una Champions es difícil, imagínense tres seguidas, por @AleelMadridista

En vísperas de una Final de Copa de Europa siempre se me viene a la mente una cosa. Los nervios que tenía antes de todas las finales que he visto a jugar a nuestro Real Madrid. Y esas “mariposillas” en el estómago están muy relacionadas con la dificultad que tenemos para llegar ahí.

Pues bien, nuestro equipo ha llegado cuatro veces en cinco años. Y sí, ha hecho pleno. En todas hemos acabado descorchando el champán y celebrando hasta las tantas de la madrugada. No obstante, no somos del todo consciente de lo complicado que es llegar hasta ese punto.

Para PSG y Bayern será uno de los partidos más importantes de su historia. En cuanto a los franceses están ante la que puede ser su primera Copa de Europa. Por su parte, los alemanes quieren su sexta “orejona” después de no poder conquistarla siete años consecutivos.

Aquí se ve lo complicado que es ganar una Copa de Europa, pues imagínense tres. Cuántos campos asaltados, numerosos momentos de sufrimiento, innumerables baches por el camino, pero todos fuimos capaces de superarlos juntos para alcanzar la gloria. Considero firmemente que somos unos afortunados por ser madridistas, y con el paso de los años daremos el valor que se merece a este hito de ganar tres Ligas de Campeones consecutivas.

Estimo que debemos de valorarlo más. Hemos visto historia. Hemos sido parte de un equipo dinástico y que está no solo en la historia del fútbol, sino del deporte. Mi generación de madridistas dudábamos de ver ganar una Copa de Europa. Cuando hablábamos con nuestros abuelos y nos comentaban las cinco seguidas de Di Stéfano y compañía, yo por lo menos lo miraba desconsolado porque creía que no iba a ver algo parecido ni por asomo. Además, crecimos con las continuas eliminaciones de octavos y con un Barcelona dominando España.

Después de todo eso, poder decir que hemos visto a nuestro equipo ganar tres Champions seguidas es maravillo. También estoy seguro de que para el resto de las aficiones es envidiable. Aunque muchos digan lo contrario, el torneo con más prestigio y más difícil de ganar es la Copa de Europa. Prueba de ellos es que el Barcelona solo lleva una en nueve años, el Manchester United dos en este siglo, al igual que el Bayern, el PSG ninguna en su historia, al igual que el Atlético de Madrid y la Juventus que lleva veinticuatro años sin conquistarla.

Es aquí algunos de los ejemplos de porqué tenemos que valorar como se merece estas tres Champions seguidas. Y no solo eso, si no al poder decir que somos el club con más Copas de Europa, aunque he de reconocer, que tener trece ya me parece poco. Tenemos que ir a por más.

Hala Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies