Florentino nos marca el camino, por @elcarrildel2

Importantes declaraciones las efectuadas anoche por Florentino Pérez a Josep Pedrerol en su programa de televisión. En un principio, eran las mismas para hablar de la denominada “Superliga Europea”, si bien dejó el presidente blanco algunas otras perlas.

Aseguró que Cristiano Ronaldo no volverá al Madrid, que Vinicius no se vende, que hay que acometer una renovación profunda del equipo, y que la continuidad de Sergio Ramos no está asegurada. Es más, tras sus palabras, la impresión que quedó flotando en el ambiente es que la misma está lejanísima.

Tuvo palabras cariñosas para José Mourinho, el entrenador que nos levantó de la lona cuando estábamos groguis y nos puso de nuevo a competir en la liga y en Europa.

Hay jugadores que han entendido la situación de crisis que vive el fútbol, y han accedido a recortes en sus emolumentos y en sus primas por objetivos. Otros no han querido hacerlo.

El nuevo estadio Bernabéu acogerá los partidos del Real Madrid, unos veinticinco al año, y el resto de días, hasta los 365 que lo completan, verá el coliseo blanco otros acontecimientos, que reportarán importantísimos ingresos al Club.

Los ingresos por derechos de televisión le suponen al Real Madrid un veinte por ciento de los mismos. Hay clubes, manifestó Florentino, para los que suponen el cien por cien. Están cómodos en un sistema incapaz de incrementar los ingresos debido a que cada día que pasa despierta menos interés en el público. Las encuestas ratifican que a los jóvenes no les atrae el fútbol en su formato actual. Manifiestan que los partidos se les hacen largos. Entonces, “o mejoramos el espectáculo o acortamos los partidos”. Incluso, han aparecido ofertas de operadores televisivos que solo pujan por los últimos diez minutos de los encuentros.

Insistió sobremanera Florentino en la transparencia. Es necesario conocer el sueldo de don Javier Tebas, o del Presidente de la UEFA, o de dónde proceden los ingresos y cómo se gastan los dineros. (Por cierto, y permitan un aparte: hizo mención Florentino en este punto al lenguaje impropio, soez y añadiría yo que hasta de taberna portuaria, del Sr. Tebas). Quizás sus modos sean todo un síntoma de qué esta ocurriendo. Es posible que otro sea la amalgama de voces “distintas y distantes” que se han unido en contra del proyecto de “Superliga Europea”. Con seguridad la más sorprendente la de don Enrique Riquelme, que se postuló como candidato a la presidencia del Club para unos días después dar la espantada.

Y más allá de nuevos o viejos formatos, lo cierto es que el modelo de Champions actual encierra partidos de escaso interés, como le ocurre a la liga, cuyo deterioro deportivo es palpable. Se hace necesario revertir esa situación. Lo quieran o no unos y otros, un clásico es un fenómeno de interés mundial, mientras otros encuentros de la liga no levantan el interés más que de unos cientos de aficionados. Pretender igualar por lo bajo no es más que repartir la miseria, algo que está pasando a ser habitual en muchos ámbitos de la vida de un tiempo a esta parte.

La visceral reacción de la UEFA, de su Presidente y de algunos de sus ejecutivos (ver a un caballero danés pidiendo la expulsión de tres de los cuatro semifinalistas de la presente edición de la Champions no puede producir más que hilaridad, cuando no pena), no ayuda a resolver los problemas. Solo cabe el diálogo y la negociación. En caso contrario, la fractura es inevitable. Lo hemos visto en otros deportes (véase el baloncesto) y en otras competiciones (véase la NBA).

Amenazar con no dejar participar a los futbolistas en sus selecciones nacionales es tirarse piedras en su tejado. ¿A qué televisión le va a interesar una Eurocopa en la que no participen los mejores futbolistas de cada país, ya que todos ellos formarán parte de los equipos participantes en la Superliga? Podríamos hablar igualmente aquí del uso, y hasta del abuso, que hacen las federaciones nacionales de los futbolistas, y del daño que los llamados parones de selecciones (el denominado Virus FIFA) causan a los clubes que aportan sus jugadores, aunque este asunto no despierte el más mínimo interés ni la más mínima reticencia de don Javier Tebas, a la sazón presidente de los clubes. Hay competiciones de selecciones de las que los aficionados no conocen ni el nombre, manifestó Florentino.

Mencionaba Florentino que la UEFA se opuso a la creación de la Copa de Europa auspiciada por don Santiago Bernabéu y L´Equipe. Vean a dónde hemos llegado. Ahora es el momento de dar un nuevo paso adelante. El Madrid, otra vez, está en primera línea. Don Santiago marcó entonces el camino, la mejor competición y el mejor estadio. Ahora lo hace Florentino Pérez. Lo exige nuestra historia, y nuestra grandeza.

Buenos días a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies