Evidencias, por @elcarrildel2

Analizado con una cierta calma el partido de anoche, entre el Real Madrid y el Manchester City, podemos concluir que ganó el que menos errores cometió, y ese fue el equipo inglés.

El mayor de todos, la incapacidad del Madrid para, una vez lograda la ventaja en el marcador, no ser capaces de mantener la misma. Son errores a mi entender gravísimos en unos futbolistas de tan largo recorrido como los actuales del Real Madrid. Tampoco desde el cuerpo técnico parece que se esté acertando en los últimos partidos para corregir las situaciones que se vienen produciendo.

Mantiene Zidane que Kroos no jugó por decisión técnica. Anoche ni calentó. Debemos creer al técnico, si bien ya están algunos cofrades enredando al respecto. Sin información, como en ellos es habitual, solo con «impresiones» y con el tan manido «a día de hoy». Lo cierto es que parece que el mal partido de Casemiro, lento y sin ideas, quizás aconsejaba su relevo por el futbolista alemán.

El mal momento de Casemiro obliga a un sobreesfuerzo defensivo a Luka Modric, privando al croata de posibilidades en ataque. Se vio que jugando en los tres cuartos es donde más brilla. De un robo suyo en la salida del balón nació el gol del Madrid.

Por su parte, el medio centro brasileño, brillante hasta hace escasas fechas, falló de manera estrepitosa en el 49, en un balón que Mahrez envió ligeramente desviado, y repitió en el 85, en acción que llevó a la expulsión de Sergio Ramos.

De Carvajal venimos hablando toda la temporada. De su anarquía táctica, que desordena a toda la defensa y a todo el equipo. De su irrelevante aportación en ataque, y del coladero que es su lateral en la defensa del Madrid. Lo entendió bien Guardiola, que puso primero por esa banda a Gabriel Jesús, y después a Sterling. Ambos superaron al lateral en todas y cada una de sus acciones, que concluyeron con el penalti que desnivelaba la eliminatoria en nuestra contra. Carvajal resta. Creo que ha llegado el momento de buscar alternativas. Militao y Nacho piden paso.

Vivíamos nuestros mejores momentos tras el gol de Isco. Llegó el minuto 72. Sterling ocupó el lugar de Bernardo Silva. En el 74, Bale hizo lo propio con Vinicius. De la aportación de uno y otro creo que no es necesario hablar. Sigue el galés ausente, sin participación alguna en el juego del equipo. Quizás ha llegado el momento de que otros futbolistas, el mismo Lucas Vázquez, que con mayor o mejor fortuna lucha siempre como un jabato, incluso los olvidados Brahim o Rodrygo quizás también se hayan hecho acreedores a alguna oportunidad.

Salvó Courtois tres balones de gol o gol. Minutos 20, 55 y 56. Gran partido del belga. Ramos no estará en el partido de Manchester, con lo que la ausencia del capitán siempre resta en el equipo.

Dijo Zidane en rueda de prensa otra evidencia: si queremos clasificarnos, hay que ganar en el partido de vuelta. Está claro. Para ello habrá que variar unas cuantas evidencias. Capacidad tenemos. Hasta no hace mucho, este equipo fue capaz de estar imbatido veintiún partidos. Veremos qué ocurre.

Mientras tanto, el domingo llega el clásico, con la entrada más barata a 120 Euros, y la VIP a mil, y los pesimistas al acecho. Momento idóneo para revertir la situación y para volver a ganar.

Buenos días a todos. HALA MADRID.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies